Audiolibros y podcast para escuchar mientras conduces

Historias al volante

Un viaje en carretera con relatos de fondo. Foto: Shutterstock.
Un viaje en carretera con relatos de fondo. Foto: Shutterstock.

Audiolibros y podcast se están convirtiendo en una alternativa a la radio y a la música mientras se conduce. Desde monólogos de cómicos, relatos tenebrosos, emocionantes aventuras y romances de ensueño hasta el programa de tu hobby favorito. Se pueden encontrar libros de muchos géneros y grabaciones de casi cualquier tema en las múltiples plataformas especializadas. Una afición que cada vez está teniendo más seguidores a la hora de emprender un corto o largo viaje y a la que se une Guía Repsol con sus Ciudades en 48 horas en formado podcast.

Volvemos al pasado con herramientas del futuro. Regresamos a la narración oral mediante la tecnología digital. Gracias a ella podemos planificar las horas de un viaje a nuestro antojo. Ahora podemos compaginar los ratos de música con los de la palabra gracias a los audiolibros y a los podcast, dos formatos que cada vez están siendo más populares, no solo mientras se realizan las tareas de casa o se machaca una la cinta de correr del gimnasio, sino también cuando se conduce. 

Cualquier lugar es bueno para dejar volar la imaginación. Foto: Shutterstock.
Cualquier lugar es bueno para dejar volar la imaginación. Foto: Shutterstock.

Según el informe Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España de 2019, el 3 % de la población escucha audiolibros y la lectura en soporte digital creció hasta el 29,1 %. En otros países los audiolibros son un formato muy extendido. En Estados Unidos por ejemplo, es una industria que generó 2.500 millones de dólares en 2017. 

Existen en España varias plataformas especializadas como Audible, perteneciente a Amazon, con un sinfín de títulos en múltiples idiomas; Apple Books, donde sin subscripción previa, los usuarios de iOS se pueden descargar audiolibros desde App Store; Google Play Books, similar a la anterior pero para usuarios de Android. Kobo, llega de la mano de 'Fnac' y en su escaparate se encuentran las obras de los escritores contemporáneos más populares; Audioteka, con una interesante sección clásicos de varios países.

También está Literatura Sonora, una de las  plataformas más asequibles y con libros en abierto; LibriVox, donde los audiolibros son narrados por los propios lectores y se pueden escuchar en un sinfín de idiomas y las descargas son gratuitas; o Sonolibro, una plataforma española que nació en 2009 de la mano de siete socios: dos abogados, dos informáticos, un técnico de sonido, una licenciada en traducción y una profesora de arte dramático.

Un formato imparable

En Sonolibro, por ejemplo, se pueden encontrar títulos de fantasía, novela histórica y romántica, aventuras, ciencia ficción, autoayuda, clásicos, cuentos infantiles… En definitiva, un amplio catálogo para todos los públicos. "Para la dramatización, solemos escoger sobre todo clásicos, cuya calidad está fuera de toda duda, pero cada vez más estamos incluyendo obras contemporáneas que se prestan especialmente a ser dramatizadas –asegura Alejandro Khan, Director de Contenidos de Sonolibro Editorial–. Ahora, estamos comprando derechos de sagas extranjeras para hacerlas en español completamente dramatizadas". 

El audiolibro comparte terreno con el libro tradicional. Foto: Shutterstock.
El audiolibro comparte terreno con el libro tradicional. Foto: Shutterstock.

Alejandro recuerda los duros comienzos. "Desde un punto de vista económico los primeros años fueron poco rentables pero teníamos claro que iba a ser necesaria una labor considerable de mecenazgo, al menos en la aportación de nuestro tiempo y trabajo. Durante nueve años nadie (editoriales, autores…) quería saber nada de los audiolibros. A partir de 2018 el mercado empezó a moverse gracias a la llegada de un par de portales importantes. Ahora está de moda y es muy probable que en muy poco tiempo represente entre el 10 y 15 % del mercado editorial español". 

La organización norteamericana Audio Publisher Association, centrada en el estudio de la industria de las audiopublicaciones realizó un informe en 2017 en el que destacó que es el formato elegido por los jóvenes ya que el 54 % de esos lectores resultaron ser menores de 45 años y la principal razón que alegan a la hora de usar este formato es que "les ayuda a acabar los libros que empiezan". "El siglo XXI es puramente audiovisual y es una limitación para la gente joven –prosigue Alejandro–. Los distintos medios nos facilitan de tal manera el poder disfrutar de la industria del entretenimiento en sus distintas facetas visuales y auditivas, que está haciendo desaparecer entre los jóvenes la afición por la lectura de libros en papel, que ya han sido sustituidos en un porcentaje muy elevado por Ebooks, que hay que reconocer que son cómodos, prácticos y baratos".

El informe también indica que el medio preferido para escucharlos es móvil, usado en un 73 % de los casos y la actividad principal que se estaba desempeñando en el momento de la escucha era conducir, con un 65 %. "Conducir es uno de los momentos más propicios para escuchar libros en los países de habla inglesa desde hace más de 60 años –puntualiza Alejandro–. Está claro que los que vivimos a 40 y 50 kilómetros de nuestro centro de trabajo vamos a estar una media de una hora u hora y media en el coche, el tren o el autobús todos los días. La radio está genial pero a veces, a uno le apetece evadirse de la realidad y vivir esos maravillosos mundos en que la ficción en audiolibro dramatizado te puede sumergir".

Y, atención, no crean que los audiolectores escuchan algo ligero, no. "El audiolibro más descargado de todo nuestro catálogo, con muchísima diferencia, es uno de los clásicos más famosos de la historia de la literatura: El conde de Montecristo, de Alejandro Dumas –descubren desde Sonolibro–. Nuestra grabación de 47 horas dramatizadas es uno de los audiolibros más descargados en todos los portales del mundo".

Audios que te llevan de viaje

No es lo mismo escuchar un relato cuando se realiza una tarea monótona y repetitiva como por  ejemplo correr en la cinta del gimnasio, que hacerlo cuando la actividad simultánea que se está llevando a cabo requiere una mayor atención, como es el caso de conducir. "Desde mi experiencia personal, la multitarea me resulta complicada por lo que la labor que esté realizando debe ser completamente automática para poder escuchar un audiolibro que tenga un argumento que requiera atención. Sin embargo, hay muchas personas que tienen la capacidad de hacer varias cosas al mismo tiempo y pueden atender perfectamente al argumento de un audiolibro con trama compleja mientras están haciendo otras tareas que requieran cierto grado atención".

A veces solo apetece sentarse a escuchar. Foto: Shutterstock.
A veces solo apetece sentarse a escuchar. Foto: Shutterstock.

Eso sí, una buena novela engancha ya sea leída o escuchada. Buena parte de este éxito se debe a la calidad de los narradores y de los actores de doblaje, encargados de "dar vida" a las historias más diversas. "La voz característica de un actor de doblaje o de un narrador, puede enganchar al oyente de tal forma que siga buscando libros narrados por ese profesional –confirma Alejandro–. Está claro que tienen un carácter protagónico en cualquier audiolibro, especialmente los que son exclusivamente narrados. En los que son dramatizados, entran en juego más factores como los cambios de personaje, de registro, música, efectos especiales o ambientaciones".

El formato podcast está de moda pero ¿qué diferencias hay entre un audiolibro y un podcast? Ambos son archivos de audio digital destinados a ser escuchados pero, a diferencia del audiolibro que se lanza como un solo producto con un principio y un final, un podcast se presenta en episodios con una periodicidad determinada. Además, suelen escucharse preferiblemente en el smartphone y existen en una gran variedad de temáticas: resúmenes de noticias, monólogos de humoristas, conferencias, hobbies, videojuegos, gastronomía… y permiten la suscripción para tener los nuevos episodios de inmediato.

Gran parte de los podcast son de género conversacional. Foto: Shutterstock.
Gran parte de los podcast son de género conversacional. Foto: Shutterstock.

Como en el caso de los audiolibros, los podcast tienen apps especializadas como Spotify –la más popular–, Ivoox, Google Podcast, Spreaker, SoundCloud, Audible, CastBox, Pocket Casts, Podcast Addict, Stitcher o Deezer. Guía Repsol ha lanzado en la plataforma Amazon Audible sus Ciudades en 48 Horas en formato podcast, un cicerone perfecto para aquellos que emprenden una escapada de fin de semana. Y, quién sabe… a lo mejor se animan a grabar sus propios podcast con sus experiencias.