'Planetario', 'Real Observatorio' y 'Astroafición': observa las estrellas en Madrid

Hasta el infinito y más allá

La mayoría de lugares para disfrutar de las estrellas están más cerca de lo que creemos.
La mayoría de lugares para disfrutar de las estrellas están más cerca de lo que creemos.

Está chupado volver a ser Buzz Lightyear esta Navidad. No hay más que emprender el viaje de nuevo, pero esta vez puedes entrar al cosmos de la mano de tus hijos y despegando desde el cielo de Madrid con el Planetario, el Real Observatorio y 'Astroafición'.

Planetario 2.0

¿Quién no recuerda haber ido al Planetario de niño y quedarse con la boca abierta cuando el cielo empezaba a proyectarse en su impresionante pantalla semiesférica? Es una de esas imágenes que no se olvidan. Y menos para quien vaya a verlo ahora que la renovación de la institución, abierta en 1986, finalizó hace algo más de un año. "La estrella aquí es la sala de proyección a cúpula, y por eso se reformó. Se cambió el Planetario –que es el propio proyector y lo que da nombre a todo– y se instaló un sistema de proyección fulldome, que aporta gran calidad a la imagen", explica el jefe de equipo, Pablo Robledo. 

La sala del museo del Planetario, un lugar donde perderse.
La sala del museo del Planetario, un lugar donde perderse.

El sonido y la imagen son tan envolventes que casi sientes poder tocar uno de los meteoritos que se ven por el espacio en alguna de sus proyecciones. "Cuando reabrimos, estrenamos tres nuevas películas, una de ciencia ficción –de creación propia–, otra del Planetario de Nueva York y una infantil", indica Pablo. 

Algunas proyecciones del nuevo cine circular quitan el aliento.
Algunas proyecciones del nuevo cine circular quitan el aliento.

Este cine circular, con capacidad para 250 plazas, es lo más solicitado por la gente que acude al Planetario. Pero no lo único. También merece la pena ver las espectaculares fotografías y los diferentes audiovisuales sobre galaxias o nebulosas que se proyectan. En la planta baja hay muestras sobre el sistema solar, Marte y la Agencia Espacial Europea.

Seguro que no te vas sin aprender un puñado de datos curiosos.
Seguro que no te vas sin aprender un puñado de datos curiosos.

Todo en el nuevo planetario de Madrid es muy visual, didáctico e interactivo. Destaca la gran exposición Cambio Climático. "Esta muestra les encanta a los niños porque tiene muchos objetos para experimentar y tocar, incluido un bloque de hielo que ilustra el calentamiento global", apunta Robledo. 

Tocar, literalmente, el cambio climático: una dosis de realidad.
Tocar, literalmente, el cambio climático: una dosis de realidad.

En su afán por la divulgación, el Planetario programa charlas, observaciones al aire libre, cursos para adultos y, en Navidad, talleres temáticos, tanto intergeneracionales, como específicos para los pequeños grandes astrónomos del futuro. 

PLANETARIO DE MADRID - Avenida del Planetario, 16 (Parque Tierno Galván). Madrid. Tel. 914 67 34 61.
Inaugurado en 1986, fue remodelado hace apenas dos años.
Inaugurado en 1986, fue remodelado hace apenas dos años.

La Historia desde las estrellas

Son las cuatro y media de la tarde y a las puertas del Real Observatorio, situado junto al Retiro y enfrente de la Cuesta de Moyano, un heterogéneo grupo de personas aguarda a las puertas de uno de los lugares con más historia de la ciudad. Van a asistir a una de las visitas guiadas que "se pusieron en marcha para dar a conocer la historia de la Astronomía en Madrid y el edificio del Observatorio", cuenta María Fernández de Villalta, ingeniera en geodesia y cartografía, y guía de la visita.

Muchos de los artefactos del Observatorio no tienen ya utilidad, pero su valor histórico es incalculable.
Muchos de los artefactos del Observatorio no tienen ya utilidad, pero su valor histórico es incalculable.

El inmueble del que habla es el precioso edificio Villanueva, proyectado por Juan de Villanueva en el siglo XVIII para albergar este observatorio astronómico, que el marino y cosmógrafo Jorge Juan propuso crear a Carlos III. A un lado, un péndulo de Foucault, con el que, de una manera muy gráfica, la guía explica la rotación de la Tierra; al otro, una biblioteca con antiquísimos libros de diferentes ciencias; más allá, la sala del círculo meridiano. "Yo quería venir por la Historia que tiene este sitio", dice una de las visitantes, "y yo, por el telescopio de Herschel", añade su acompañante.

Esfera lunar y esfera armilar heliocéntrica en la Sala de Ciencias de la Tierra y del Universo.
Esfera lunar y esfera armilar heliocéntrica en la Sala de Ciencias de la Tierra y del Universo.

Este telescopio es otra de las joyas. En su época fue considerado uno de los mejores del mundo. Aunque no es el original (destruido durante la invasión napoleónica), hace unos años se hizo una reproducción de casi ocho metros de altura que impresiona como si lo fuera. 

Las explicaciones de María se entienden mejor en el interior de la biblioteca del edificio de Villanueva.
Las explicaciones de María se entienden mejor en el interior de la biblioteca del edificio de Villanueva.

A continuación, otra galería con audiovisuales sobre Copérnico o el meridiano de Greenwich, así como vitrinas con astrolabios, sextantes, aritmómetros y otros tantos antiguos y curiosísimos instrumentos de nombre impronunciable. “Nada de esto se utiliza ya, pero como piezas de museo, tienen un valor incalculable”, sostiene la guía que durante la visita se ha esmerado por contarlo todo de la forma más amena y accesible para el común de los mortales. Incluidos los niños, que también los hay. 

REAL OBSERVATORIO DE MADRID - Calle Alfonso XII, 3. Madrid. Tel. 915 97 95 64.
 
Edificio de Juan de Villanueva emplazado en la colina conocida como Cerrillo de San Blas.
Edificio de Juan de Villanueva emplazado en la colina conocida como Cerrillo de San Blas.

Divulgación hecha ocio

'AstroAfición' es una compañía formada por un grupo de jóvenes apasionados por la astronomía, que, literalmente, te hacen ver las estrellas. Para ello organizan múltiples actividades, siempre en torno a dicha ciencia, con las que quieren enseñar "a la gente a observar el cielo, a valorar lo que ven, y a pasarlo bien con ello, que es la mejor manera de que calen las cosas", comenta Mario F. López, uno de los socios.

El Péndulo de Foucault monopoliza la atención de la Sala central del Observatorio.
El Péndulo de Foucault monopoliza la atención de la Sala central del Observatorio.

La mayoría de las actividades son fuera de la ciudad de Madrid (generalmente, en Colmenarejo), para evitar la contaminación lumínica, aunque, de vez en cuando, también organizan alguna que otra en la capital. Suelen ser las que van sobre el sol u otras en las que hay algún fenómeno muy brillante, cuya visión no impiden las luces de la gran ciudad. "En todas las actividades al aire libre llevamos telescopios y, mientras la gente va mirando la luna, los planetas y las constelaciones visibles en ese momento, les vamos contando historias y trucos mnemotécnicos para recordar nombres", explican.

Siempre es buen momento para dar un paseo por el cielo.
Siempre es buen momento para dar un paseo por el cielo.

"A la gente le encanta cuando hablamos de mitología. Entre cuernos, venganzas y que unos se lían con otros, ¡son como las telenovelas de la Grecia clásica!", bromea Mario. Las actividades se pueden hacer en grupos, por parejas o en familia; para contemplar fenómenos concretos, como una lluvia de estrellas, o en lo que llaman tour estelar, que preparan más a la medida del cliente (siempre que lo permitan las condiciones atmosféricas, eso sí). Además de la denominada Astrónomo por un día, pensada para niños (y padres) y centrada en mostrarles la luna y explicarles todo lo que tiene que ver con ella. Los amantes del vino pueden optar por la Cata bajo las estrellas, en la que la observación se hace desde alguna bodega de la Comunidad de Madrid, entre copita y copita. Mejor maridaje, imposible. 

'ASTROAFICIÓN' - Collado Mediano, Madrid. 633 37 10 75.

Te puede interesar...