Arte, monumentos y naturaleza

Castilla – La Mancha: Cinco planes, mil historias

Es una de las Comunidades Autónomas más extensas que tenemos y, por ello, un sinfín de posibilidades tanto de ocio como de turismo y gastronomía. Aprovechamos el día grande de Castilla – La Mancha para conocer algunos de sus tesoros que ya enamoraron a Cervantes e inspiró la mayor joya de la literatura española. Pero esta región es mucho más que molinos, aunque no pasaremos de puntillas por ellos. 

  • Casco Viejo de Cuenca.
    Casco Viejo de Cuenca.

     

    Cuenca en 48 horas

    Desafía la ley de la gravedad con sus casas colgadas que parece que se vayan a precipitar al río Júcar. Una de las estampas más fotografiadas de la ciudad pero no la única, ya que su parte antigua no nos permitirá que guardemos la cámara de fotos ni un momento.

  • Palacio del Infantado, Guadalajara.
    Palacio del Infantado, Guadalajara.

     

    5 lugares con historia en Guadalajara

    Desconocida por muchos, sorprende a quienes la visitan por primera vez. Primera pero no última, porque Guadalajara engancha. Un panteón que parece una obra de arte, palacios que mezclan diferentes estilos y una iglesia que primero fue monasterio y después fuerte militar. Aburrirnos, no nos aburriremos.

  • Parque Nacional Tablas de Daimiel.
    Parque Nacional Tablas de Daimiel.

     

    Ciudad Real: turismo verde

    Esta provincia cuenta con dos humedales que son la excusa perfecta (si es que la necesitamos) para una escapada a la naturaleza.  Podemos recorrer la laguna de la Posadilla en una sencilla ruta en bicicleta o aprovechar las pasarelas de las Tablas de Daimiel, el que fuera el humedal más grande de nuestro país.

  • Rutas nocturnas teatralizadas.
    Rutas nocturnas teatralizadas.

     

    Toledo con niños

    A muchos peques les aburre eso de visitar museos y monumentos. Pero irán aficionándose a hacer turismo si se adapta a ellos. Disfrutarán como enanos (que para eso lo son) con rutas teatralizadas por el lado más misterioso de Toledo. Leyendas, cuevas y casas encantadas que les dejarán con la boca abierta.

  • Molinos de Criptana.
    Molinos de Criptana.

     

    Ruta del Quijote

    Un recorrido que sigue los pasos del famoso hidalgo Don Quijote y su inseparable Sancho Panza. Los molinos de Campo de Criptana, el Toboso que fue hogar de su amada Dulcinea o Almagro son algunas de las paradas donde rememorar importantes capítulos del famoso libro. ¡No olvidemos probar las gachas o el pisto manchego para reponer fuerzas!