Top 10

Puertollano, mucho por ver, disfrutar y saborear

La minería ha forjado la historia de esta ciudad manchega, a los pies de Sierra Morena. Al margen de este importante legado minero, Puertollano puede presumir de otros atractivos como su cercanía con el valle de la Alcudia, un museo al aire libre o una gastronomía de órdago. De entre todos los motivos para visitar esta tierra hemos elegido los diez imprescindibles que te harán ponerla en tu lista de destinos por conocer.

  • Fuente Agria.
    Fuente Agria.

     

    Fuente Agria

    Esta fuente de agua ferruginosa, rica en hierro, es  uno de los signos de identidad de Puertollano. Tiene 500 años de antigüedad y tradicionalmente se le han otorgado propiedades medicinales, en parte, gracias a la fuerte carga mineral que tiene. Cuentan los vecinos de la zona que quien bebe de ella, siempre vuelve a la ciudad. 

  • Casa de Baños.
    Casa de Baños.

     

    Casa de Baños

    Muy cerca de la fuente agria, encontramos este antiguo balneario de 1850, lugar frecuentado por importantes personajes de la sociedad de la época, como el general Narváez. Actualmente acoge la Oficina de Atención al Ciudadano y la oficina de turismo. En ella podemos visitar tanto las bañeras de mármol como los baños colectivos que se utilizaban en el siglo XIX.

  •  
    Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.
    Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.

     

    Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

    Este templo del siglo XVI fue declarado Bien de Interés Cultural en 1993. Aunque su exterior es renacentista, el interior es de estilo gótico. Pese a que sufrió el azote de las Guerras Carlistas en 1838 y posteriormente de la Guerra Civil en 1936, se encuentra en buen estado de conservación, en parte gracias a varios procesos de restauración.

  • Monumento al Minero.
    Monumento al Minero.

     

    Monumento al minero

    La escultura, de nueve metros de altura, es obra de José Noja y se inauguró en el año 1983. Se trata de uno de los granes símbolos de la ciudad y rinde homenaje a las personas que han dedicado su vida a la minería. Está situada sobre el cerro de Santa Ana, desde donde tenemos una impresionante panorámica de Puertollano. 

  • Museo de la Minería.
    Museo de la Minería.

     

    Museo de la Minería

    La historia de esta ciudad no puede comprenderse sin la existencia de la minería, por eso este museo es clave para conocer el pasado y presente de Puertollano. El propio edificio simula un taller de selección de carbón y uno de sus grandes atractivos es la reproducción de un tramo de galería minera. 

  • Castillete del pozo de Santa María.
    Castillete del pozo de Santa María.

     

    Castillete del pozo de Santa María

    En la cuenca minera de Puertollano se conservan actualmente ocho castilletes, estructuras verticales que se utilizaban para facilitar el transporte de materiales y personas al interior de la mina. El castillete del pozo Santa María, activo entre 1910 y 1973, es uno de los más importantes, con casi 40 metros de altura y originario de la mina Asdrúbal. 

  • Museo de Escultura al Aire Libre.
    Museo de Escultura al Aire Libre.

     

    Museo de Escultura al Aire Libre

    Uno de los muchos paseos que podemos dar por Puertollano nos lleva a la zona centro de la ciudad, que ha sido peatonalizada en los últimos años. En estas calles, el ayuntamiento ha ubicado diversas esculturas de pequeño formato, adquiridas en el concurso artístico Salón de Arte ‘Ciudad de Puertollano’. 

  • Fiesta del Santo Voto.
    Fiesta del Santo Voto.

     

    Fiesta del Santo Voto

    Es la fiesta más popular de la ciudad y ha sido declarada de Interés Turístico Regional. Se celebra desde el siglo XIV, cuando los vecinos de Puertollano realizaron una promesa a la Virgen para que les protegiera de la Peste Negra, que prácticamente acabó con la totalidad de la población. Las hogueras arden durante toda la noche y se ofrece a todos los asistentes un estofado tradicional. 

  • Valle de Alcudia.
    Valle de Alcudia.

     

    Valle de Alcudia

    Puertollano presume de ser la puerta de entrada al valle de Alcudia, un tesoro natural de casi 1.200 km2 donde encontramos desde árboles milenarios hasta yacimientos romanos e incluso pinturas rupestres. El espacio cuenta con una gran riqueza biológica en la que destacan grandes rapaces como el águila imperial o el buitre negro.

  • Gachas Manchegas.
    Gachas Manchegas.

     

    Gastronomía

    Como en toda Castilla-La Mancha, la gastronomía de Puertollano es tradicional, sabrosa, calórica y completamente irresistible. Merece la pena hacer una parada en cualquiera de los restaurantes de la ciudad para probar la caldereta de cordero, las gachas manchegas, las migas o el tumbalobos, una salsa típica de la zona que acostumbra a ser muy picante.