El Camino de Santiago Marítimo en tres etapas: recorrido de la ‘Traslatio'

Alcanzar la Gloria por mar, río y tierra

Isla de Ratón
El solitario 'cruceiro' de la isla de Ratón da una idea de su dificultosa construcción.

El Camino Marítimo es la única ruta jacobea en la que parte del trayecto transcurre en su variante marítimo-fluvial, reproduciendo así la Traslatio. Se trata del recorrido que siguieron Atanasio y Teodoro -en su barca de piedra, según la tradición- con los restos del apóstol Santiago antes de darle sepultura. Con inicio el mar de Arosa y meta en la gloriosa catedral de Santiago de Compostela, esta ruta transita entre cruceiros y pueblos en los que no faltan homenajes a los peregrinos, a la buena mesa y a sus vecinos más célebres.

# Tramo 1: Ría de Arousa y Río Ulla

Tramo 1: Ría de Arousa y Río Ulla 

El Camino Marítimo comienza en las calmadas aguas de la ría de Arosa remontando el río Ulla. Este tramo de la ruta marítimo-fluvial jacobea sigue el itinerario marcado por los 17 cruceiros que señalan el camino que realizó el cuerpo del apóstol Santiago antes de ser enterrado en Galicia.

Fotografías peregrinos Camino Marítimo
Los peregrinos aprovechan el momento para fotografiar el calvario de Punta Patiño.

Hasta llegar a su destino, las embarcaciones que reproducen la Traslatio comparten espacio con bateas, mariscadoras e islotes como el de Malveira o Cortegada, la parte menos conocida del Parque Natural de las Islas Atlánticas. Ya en las aguas del Ulla, las Torres de Oeste recuerdan las defensas que se tuvieron que construir en Catoira a causa de las incursiones vikingas. El primer tramo del Camino Marítimo concluye con la llegada al puerto de Pontecesures, localidad muy próxima a la siguiente parada marcada en el mapa: Padrón.

Torres de Oeste Drakkar
Una romería rememora, con réplicas de los 'drakkar' vikingos, los duelos que sucedieron en Catoira.
# Tramo 2: Padrón e Iría Flavia

Tramo 2: Padrón e Iría Flavia

El mejor momento para cubrir el segundo tramo, si la planificación lo permite, es el domingo. El motivo es simple: el mercado de Padrón. Llegar a la villa, tras haber recorrido los pocos kilómetros que la separan de Pontecesures -a través Souto-, y dejarse llevar por los aromas que desprenden el pulpo a feira y los pimientos de Padrón es una experiencia casi igual de gloriosa que la llegada a la plaza del Obradoiro.

Pimientos de Padrón
Los pimientos de Padrón -o de Herbón- son uno de los productos más valorados en Galicia.

Una vez allí, el convento de San Antonio de Herbón, El Espolón y, sobre todo, la iglesia de Santiago muestran el lazo que une al pueblo con el Camino Marítimo. La fusión con el Camino Portugués multiplica el número de peregrinos que visitan esta iglesia en la que reposa el Pedrón, la antigua ara romana a la que los discípulos de Santiago amarraron la barca de piedra con sus restos.

Siguiendo la ruta hasta Iría Flavia, tras cruzar el río Sar, los peregrinos contemplan el Convento del Carmen antes de afrontar la subida hasta Santiaguiño del Monte, refugio del apóstol durante su predicación en España. 

Pedrón iglesia Santiago
El Pedrón es el elemento más icónico de esta pequeña iglesia.
# Tramo 3: De Padrón a Compostela

Tramo 3: De Padrón a Compostela

Antes de comenzar el último tramo del Camino Marítimo, la tradición manda sellar la credencial en la iglesia da Escravitude de Padrón. Una vez realizado el trámite, los peregrinos siguen las flechas amarillas que señalan la ruta hasta Santiago de Compostela a través de un paisaje en el que siempre reina el verde.

Peregrinos bosque Camino Santiago
Los senderos están flanqueados de una densa vegetación.

El camino hasta Teo cruza varias aldeas en las que los llanos dominan la orografía. Sin embargo, es en ese punto donde las cuestas comienzan a aparecer hasta alcanzar la Gloria. En este tramo la Traslatio discurre por lugares como la Rúa de Francos, lugar en el que la leyenda dice que se encuentra el palacio de la reina Lupa, el Castro Lupario. También su cruceiro es un punto reconocido como uno de los más fotogénicos y reivindicativos de la zona.

Cristo de Rúa do Franco
El Cristo de Rúa de Francos es uno de los lugares favoritos para hacerse un 'selfie'.

Las flechas amarillas siguen indicando el camino por los bosques que unen O Faramello con Milladoiro, localidad en la que se encuentra el Monte do Gozo de este Camino, la ermita de María Magdalena. Es aquí donde las torres de la catedral ya se atisban en el horizonte, insuflando ánimos a los peregrinos, que solo deben recorrer unos kilómetros para alcanzar su meta: la Catedral de Santiago de Compostela.