Helados basados en 'Stranger things'

Hasta el Demogorgon 'mata' por estos helados

¿Quién devora a quién? Foto: Netflix / Baskin-Robbins.
¿Quién devora a quién? Foto: Netflix / Baskin-Robbins.

En la nueva temporada de la ochentera Stranger Things, la heladería 'Scoops' cobra tanto protagonismo que 'Baskin Robbins' ha creado los sabores oficiales. ¿Cómo algo tan inocentemente sensual y apetecible como un helado puede acabar simbolizando todo lo contrario? La adolescencia, la indolencia del estío y la atracción del mal palpitando tras la cremosidad de un lametazo. Atrévete a hacerlos en casa para tomártelos viendo la serie. Esto sí que es cine inmersivo.

La nueva temporada de Stranger Things viene de lo más veraniega. Es 1985 y la ciudad de Hawkins inaugura Starcourt Mall, un centro comercial donde, entre escaleras mecánicas y tiendas de ropa, destaca la heladería 'Scoops Ahoy', donde trabaja Steve (Joe Keery) y que se convertirá en uno de los escenarios clave de la tercera entrega emitida en Netflix.

Gif helados

Eleven y su pandilla se enfrentarán a los maléficos poderes del Mundo del Revés entre chapuzones de piscina, música ochentera, hormonas juveniles a flor de piel y helados, muchos helados. Tantos que la cadena de helados estadounidense 'Baskin Robbins' ha creado una colección de sabores inspirados en la exitosa serie de los hermanos Duffer. Mientras llega el 4 de julio, estreno de la serie, vamos abriendo el apetito:

1. Eleven's Heaven

La obsesión de Eleven por los gofres también en helado. Foto: Netflix / Baskin-Robbins.
La obsesión de Eleven por los gofres también en helado. Foto: Netflix / Baskin-Robbins.

Este helado hace honor a la comida que más obsesiona a Eleven: los famosos gofres Eggo. Estos waffles con forma de rejilla, tan populares en los desayunos y meriendas americanas, se han usado para elaborar el cono de Eleven's Heaven, relleno de helado de chocolate, trozos de galleta y un glaseado de chocolate por encima. Tan sugerente como la actualizada imagen de Eleven, que ya no esconde su arrolladora personalidad ni sus poderes. 

2. Demogorgon Sundae

Un helado monstruoso... y delicioso. Foto: Netflix / Instagram.
Un helado monstruoso... y delicioso. Foto: Netflix / Instagram.

Como los pétalos de una maléfica flor carnívora. Así es el helado calcado de la cabeza sin rostro del Demogorgon, ese ser tan de cuento de hadas clásico que representa el mal sin fisuras. La viscosa baba que envuelve al monstruo se torna fresa como la sangre fresca. Lánzate al ataque y derrótalo a base de cucharadas o te acabará comiendo él a ti.

3. Byers’ House Lights Polar Pizza

Las luces navideñas de los Byers también se comen. Foto: Netflix / Baskin-Robbins.
Las luces navideñas de los Byers también se comen. Foto: Netflix / Baskin-Robbins.

Una de las escenas más recordadas de la primera temporada es cuando Winona Ryder llena de arriba a abajo toda su casa con luces de Navidad, esperando a que su hijo Will le lance un nuevo mensaje sobre su paradero. Una luces que aportaron esperanza a una madre y ahora nos llegan como golosa tentación en forma de suculenta pizza de galleta y helado, cubierta de una costra de chocolatina Snickers y adornada con coloridos M&Ms que simulan esas mágicas luces colgadas de las paredes.

4. Upside Down Pralines

Un helado que se come al revés. Foto: Netflix / Baskin-Robbins.
Un helado que se come al revés. Foto: Netflix / Baskin-Robbins.

Este helado es definitivamente de otra dimensión. Como el Mundo del Revés al que elogia, el Upside Down Pralines le da la vuelta a todo: el helado de chocolate, nueces y caramelo cubre una fina capa de nata y deja los toppings al fondo del todo: almendras picadas y una cereza como toque de color. Aunque el otro mundo sea oscuro y tenebroso, este dulce seguro que nos alegra el día.

5. Elevenade Freeze

Un batido helado de vainilla y limonada para aliviar a Eleven. Foto: Netflix / Baskin-Robbins.
Un batido helado de vainilla y limonada para aliviar a Eleven. Foto: Netflix / Baskin-Robbins.

Otro postre dedicado al personaje de Eleven es este batido de helado de vainilla con limonada, una bebida granizada pensada para aliviar los sangrados que sufre la protagonista cada vez que fuerza su cerebro para usar sus poderes. Ideal también para refrescar al resto de la pandilla en las calurosas tardes de verano de Hawkins mientras se enfrenta a todo tipo de fenómenos paranormales.

Te puede interesar...

La reinvención de los mercados
Cultura gastronómica
La reinvención de los mercados
Bebe, lee, trabaja
Nuestros favoritos
Bebe, lee, trabaja

Más en Andalucía