Restaurante 'Tula' (Jávea, Alicante)

Borja y Clara, cocina joven en la Marina Alta

Restaurante 'Tula' (Jávea, Alicante)
La complicidad de Borja Susilla y Clara Puig es una de las claves del éxito de 'Tula'.

Entre arrocerías, locales pensados para el turismo y un buen puñado de restaurantes consolidados, 'Tula' ha conseguido hacerse un hueco en el panorama gastronómico de la Marina Alta. Buenos proveedores y una madurez juvenil respaldan a los artífices: Borja Susilla y Clara Puig.

Que Jávea es una plaza gastronómica a seguir no es novedad, y que sus restaurantes estandarte están en todas las listas del buen comer, tampoco. Si bien Alberto Ferruz ('BonAmb', con 2 Soles Repsol) y Nazario Cano (Hotel 'El Rodat') acaparan, por derecho propio, la gran mayoría de alabanzas, no sería justo hablar de Jávea sin mencionar algunos restaurantes menos mediáticos que dan empaque a la realidad culinaria del municipio.

Eclair salado
Para abrir boca: 'eclair' salado de bonito semicurado, pesto de berenjena ahumada y aguacate.

Entre ese grupúsculo brilla con luz propia 'Tula', el proyecto que Borja Susilla y Clara Puig de la Bellacasa impulsaron en junio de 2016. Con menos de tres temporadas de vida, se ha convertido en uno de los comedores de los que más se habla de la Marina Alta.

Borja.
Borja pone a punto el taco de hoja de Shisho con pancita, anguila ahumada y emulsión de miso.

'Tula' es el fiel reflejo de la dedicación y el buen hacer, es un bocado de madurez y un sorbo de gallardía. 'Tula' son Borja y Clara, o Clara y Borja, tanto monta monta tanto. Tras labrarse un sólido bagaje profesional junto a varios de los grandes de la gastronomía patria como Quique Dacosta ('Quique Dacosta') o Marcos Morán ('Casa Gerardo'), ambos con 3 Soles Repsol, decidieron afrontar el reto de abrir su propio restaurante.

Su objetivo era lidiar en una plaza tan exigente como Madrid, pero la casualidad les llevó a Jávea. Cuenta Borja que tras encontrar local en la capital, e incluso pagar la señal, se tomaron unos días de descanso en Jávea para coger fuerzas de cara a la reforma y que, sin esperarlo, en una barbacoa con amigos les hablaron del local donde ahora se asienta 'Tula'.

Cucurucho
Cucurucho de erizo, tuétano y piñones, y dentón con salsa Nantúa de galeras y setas 'shimeji'.

Eran todo ventajas: mejores condiciones de alquiler que en la capital, profundo conocimiento de los proveedores de la zona dada su experiencia en Denia con Quique Dacosta... No lo dudaron, al día siguiente cerraron el acuerdo y el proyecto madrileño se convirtió en proyecto xabiero.

Pescado.
En 'Tula' se trabaja un pescado de Garreta, obtenido con la técnica japonesa 'Ike Jime'.

Setas en otoño y fabes en invierno

Comenzaron compartiendo fogones pero hace ya algunos meses decidieron repartirse los espacios: Borja se mueve como pez en el agua entre cacerolas y Clara gestiona la sala como un reloj de precisión. Desde el principio tuvieron claro que una carta contenida en número de platos y complementada por media docena de sugerencias del día sería la mejor opción. Su intención era sacarle el máximo partido a una región en la que la estacionalidad del producto juega un papel importante, y vaya si lo han conseguido.

Mollete.
Mollete crujiente de pelota de puchero.

Se surten de los mejores proveedores de la zona y de la península; cuentan con seleccionadas verduras de la huerta mediterránea y es habitual encontrar en el menú carnes de Luismi, aves y caza del gran maestro Higinio Gómez Ortiz o pescados de Garreta, un pescador local que sacrifica los peces por Ike Jime, la técnica japonesa de desangrado que le confiere a la carne una tersura y un sabor únicos... Si a una materia prima de semejante calidad se le añade talento en la cocina y amabilidad en sala, la experiencia se convierte necesariamente en impecable.

Retrato
Borja y Clara forman una maquinaria bien engrasada desde 2016.

El denominador común de sus platos es el sabor. Son indispensables las croquetas, los tartares y el mollete crujiente de puchero, adictivos los tacos de panceta y anguila ahumada, necesarias las setas en otoño y las fabes en invierno. También muy interesantes resultan las técnicas de curado a las que somete Borja a algunos pescados con las que logra platos bien resueltos. 

Clara domina la sala incluso en momentos de mucha afluencia.

 

Fuera de carta, escabeches, guisos y alguna que otra adaptación exitosa de platos peruanos terminan de completar la propuesta. Para redondear la visita, no deben olvidarse los postres, entre los que brillan el arroz con leche o la tarta de queso. A pesar de su juventud, 'Tula' es ya una realidad sólida en el panorama gastronómico de Jávea y dará muchas alegrías. Reserven su mesa y disfruten...

'TULA' - Av. de la Llibertat, 36. Xàbia - Jávea, Alicante. Tel. 966.47.17.45
 
 

Te puede interesar...