{{title}}
{{buttonText}}

El Nacimiento del río Andarax

Láujar de Andarax, Almería

Compartir

Un latido, un río y millones de gotas de sensaciones. El Andarax empieza a palpitar en las elevaciones de Sierra Nevada, que rodea la serrana villa de Láujar de Andarax. Durante sus primeros pasos como “aprendiz”, sus aguas se envuelven de la vegetación más pura. En la espesura de un gran bosque, su caudal decora un paisaje de montaña que cuenta con enormes árboles, gigantes roquedos y cumbres con picos cubiertos de nieve durante la estampa invernal. Encontrar la esencia de este "gran fluir" será posible desde el área recreativa de El Nacimiento, una magnífica zona de recreo con cascadas que constituye el punto ideal para descubrir el entorno. Nuestros pasos dejarán huellas en la húmeda tierra que se adentra por senderos desconocidos. Entre ellos y perdidos entre tanta inmensidad vegetal, la fuerza de la Naturaleza nos guiará por sendas como la del Aguadero o de la Hidroeléctrica. Más tarde y acompañados por el canto de los pájaros, el río se aleja hasta llegar a la villa de Láujar de Andarax. Desde allí, seguirá su curso y pondrá rumbo al sur. Se integrará en paisajes más desérticos hasta desembocar finalmente en la ciudad de Almería. Aunque sin duda, el Andarax no olvidará nunca que sus primeros pasos los dio en esta sierra. El comienzo de la vida brota en las cercanías del área recreativa del Nacimiento.

Localización

Carr. El Nacimiento, Láujar de Andarax