En Fresnedillas de la Oliva todos los chiquillos esperan impacientes para cumplir los catorce años y poder participar en un rito de iniciación que llega con el frío. La Fiesta de la Vaquilla es una llamada a la fertilidad que se celebra con un estrépito de cencerros que pretenden despertar al sol y llamar la atención de las muchachas.

Como todas las mascaradas de la meseta y el norte de la península ibérica, se trata de una tradición de origen prerromano que conmemora el fin del invierno. Rituales paganos en los que es muy frecuente que algunas personas se vistan de animales.

Lo que hace que la Fiesta de la Vaquilla haya sido considerada patrimonio inmaterial de la Comunidad de Madrid es lo bien conservada que está y la fidelidad con la que el pueblo lo celebra cada año, llueva o nieve.

Localización

Fresnedilla