Alcañices

Alcañices

Información turística: 980680001

Web información turística

La villa de Alcañices, cuyo nombre es de origen árabe y su significado 'las iglesias', se encuentra a 60 kilómetros al noroeste de Zamora y es la capital de la extensa comarca de Aliste. Se trata de la última población importante antes de llegar a la frontera portuguesa.

Su origen se remonta a la época romana, como muestran los restos arqueológicos de conducciones para el agua y una antigua vía romana que cruza la comarca a la que se conoce como 'Camino Morisco'. Al inicio del siglo XIII se sabe que era un enclave fortificado de la Orden del Temple. El hecho histórico más importante acaecido en Alcañices tuvo lugar el 12 de septiembre de 1297, ya que aquí se firmó el Tratado de Alcañices, entre los reyes Fernando IV de Castilla y Dionisio I de Portugal, para marcar la frontera entre ambos reinos que aún se conserva.

Paseando por el centro de Alcañices el viajero se encuentra con diversas casas tradicionales. Algunas son del siglo XVI, edificadas en piedra berroqueña y adornadas con bonitos miradores. En la parte más alta de la villa se pueden contemplar las ruinas de su castillo y algunos cubos del recinto amurallado que aún permanecen en buen estado. El más importante es el conocido como la Torre del Reloj. Uno de los edificios más interesantes es el antiguo Palacio de los Marqueses de Alcañices, erigido en el siglo XVII y ocupado en la actualidad por una residencia para la tercera edad. La edificación contigua es la Iglesia de la Ascensión, iniciada en tiempos del románico y que, a lo largo del tiempo, ha sido objeto de diversas reformas. Otro punto de interés es la iglesia del antiguo Convento de San Francisco, del siglo XVI, de estilo gótico tardío y elementos renacentistas. Este templo fue reedificado en 1907 y en él se encuentra ubicada la Oficina de Turismo. Muy cerca se puede ver la antigua cárcel, construida en el siglo XI y utilizada en la actualidad como Casa de Cultura. De 1907 es el bello edificio de las antiguas escuelas, con separación para niñas y niños, de estilo modernista.

En los alrededores del pueblo existen bosques de castaños, robles y, sobre todo, pinares, por los que es una delicia caminar. La zona cuenta con una rica fauna autóctona de variadas aves, jabalíes, lobos, ciervos y corzos. Su ubicación de media montaña y la existencia de varios caminos agrarios convierten a la localidad en un centro ideal para hacer rutas de paseo, tanto a pie como en bicicleta. Por estos senderos es normal encontrarse con personas que peregrinan hacia Santiago desde el Camino Portugués de la Vía de la Plata.

Por Alcañices se puede trazar la Ruta de las Fuentes. Son muchas las existentes en la población. Destacan, entre otras, la Fuente de Valorio, ubicada entre dos callejas y cercana a un arroyo. La Fuente Herrada, de 1889, tiene una espadaña y dos caños que vierten distintas aguas, una cristalina y la otra ferruginosa, sobre dos piletas. No muy lejos está la que llaman el Cañico de Arriba, donde en tiempos se levaba la ropa. Muy interesante también es la Fuente de la Quinta, que dicen fue de los Templarios y está en una antigua casa de campo rodeada de una hermosa huerta. El Cañico de Abajo, por su parte, fue restaurada no hace mucho. Tiene una doble pileta donde también se podía lavar la ropa. La Fuente de los Caños, por último, cuenta con una espadaña de granito. Su agua, se dice, es ideal para cocer los garbanzos.

Planes en Alcañices

Ver todos