Alicún de Ortega

Relax y sosiego a orillas del río Guadahortuna

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Alicún de Ortega es una población granadina que se alza sobre terreno llano prácticamente en el límite con la provincia de Jaén (que apenas dista 700 metros de su núcleo urbano), junto al cauce del río Guadahortuna. La romana Acatucci y la Al-liqún de los textos árabes ha llegado hasta nuestros días convertida en un pueblo pequeño y tranquilo, con una bonita iglesia del siglo XVI y un entorno natural que invita al relax y al sosiego. El poblado de Piedras Bermejas, donde se han localizado vestigios del Neolítico –restos de cerámica argárica–, es un mirador perfecto para divisar la comarca y la depresión del río Alicún.

Contacto

Localización