Allepuz

Allepuz

Información turística: 978778151

http://www.allepuz.es/

Las callejuellas serpentean adaptándose a esta ladera por la que discurre el río Sollavientos. Allepuz es el municipio que se creó en uno de los márgenes del cañón labrado por este río, el único que no es afluente del Ebro. A lo largo de su cauce se encuentra una serie de bonitas fuentes: Santa Isabel, los Baños, de la Salud, de los Berros, donde se ha levantado un merendero, y las Canales. Las aguas del Sollavientos alimentaban también hasta hace no muchos años dos molinos harineros.

Dicen los lugareños que se nota en su paisaje que Allepuz está en el lado soleado. Se nota en las tierras del valle que forman en primavera un interminable tapiz verde de prados y bancales, vigilado por chopos y enebros. Al contar con algunos de los mejores prados de la provincia, la localidad alcanzó una gran riqueza ganadera, especialmente ovina. En las laderas del río se levantan las masadas y grandes casonas de origen medieval, cuyo objetivo era reasentar la población. Una de ellas, conocida ahora como la Casa Grande, se ha convertido en el hostal de la localidad, la puerta de entrada al Maestrazgo.

Allepuz, igual que la mayoría de los municipios de Teruel, alcanza las temperaturas más bajas del país. Las nieves y las heladas son comunes. Para orientarse en medio de estos temporales, el pueblo cuenta con un original paseo rodeado de enormes pilones de tres metros cuyo objetivo es que, en el caso que la nieve suba y suba, el visitante pueda seguir su camino.