Arenas de San Pedro

Arenas de San Pedro

Información turística: 920370005

Web información turística

En Arenas de San Pedro, cada invierno da la sensación de ser un poco más frío que el anterior. Sin embargo, esto no es un obstáculo para los deportistas aficionados a la escalada, que tienen en Los Galayos, el Risco del Tío Pasito y El Torozo varios de sus objetivos. La Naturaleza ofrece otro atractivo en Arenas, las grutas del Águila, cueva prehistórica de ensueño.

Después de culebrear por las carreteras de la zonas, llegamos al centro de la localidad, a la plaza del Condestable Dávalos, donde se encuentra uno de los monumentos más representativos del municipio, el castillo de Don Álvaro de Luna, con sus almenas pétreas casi intactas. Siguiendo por sus calles encontramos el puente de Aquelcabos, construido sobre el río del Arenal con el fin de cobrar el impuesto de pontazgo.

Arenas tuvo en el pasado a un 'exiliado' de la más alta estirpe, el infante Luis de Borbón y Farnesio, que dejó el sacerdocio, se casó por amor y, a cambio, se vio obligado a dejar la Corte. Luis de Borbón se construyó el palacio de La Mosquera, en el que se convirtió en mecenas de las artes, con invitados de la talla de Goya o Boccherini.

San Pedro de Alcántara encontró en Arenas, en el s. XVI, un lugar de recogimiento, donde fundar un convento para la meditación y la penitencia. Doscientos años después, Carlos III construyó el actual santuario, proyectado por Ventura Rodríguez. 

Planes en Arenas de San Pedro

Ver todos