{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Bienservida

En la morada del gran retablo de San Bartolomé

Compartir

El enorme y grandioso retablo (s. XVI) de la ermita de San Bartolomé ostenta el record de ser el primero en el que la Junta de Castilla La Mancha invirtió una ingente cantidad de dinero para su restauración. La iglesia, declarada por él monumento histórico-artístico, es una construcción del siglo XV. La nave principal tenía unas naves laterales, pero sólo se han conservado la capilla de la Virgen de Turruchel y la del Santísimo. La Ermita del Turruchel alberga a la patrona de Bienservida, un personaje cuya leyenda se forja junto con la fundación de la localidad.

Contacto

Localización