Broto

Broto

Información turística: 974486413

Web información turística

A Broto se va a caminar, a respirar, a escuchar el sonido de las aguas del río Ara y a asomarse al parque nacional de Ordesa y Monte Perdido, parte del cual se encuentra dentro de su término municipal. En otras palabras, se va a disfrutar de la belleza y la riqueza de la biodiversidad del pirineo aragonés. Si siguiéramos hacia el norte nos encontraríamos con el Parc National de Pyrenées francés y si lo hiciéramos hacia cualquier otra dirección nos encontraríamos igualmente con zonas de altísimo valor ecológico.

Tanto en Broto como en cualquiera de las cinco aldeas que forman parte del municipio como compróbamos cómo la mano del hombre ha dejado a su vez un interesante patrimonio cultural que merece la pena descubrir. Contemplamos la robustez de las piedras edificadas y nos queda claro el carácter defensivo con el que fueron construidas allá por los siglos XV y XVI. La Casa del Valle y la Cárcel, asomándose al río Ara, la iglesia de San Pedro, flanqueada por su torre almenada, la torre de Oto o las casas Muro y Bernardo, en la vecina aldea de Buesa, indican que estamos en tierra de gentes luchadoras que desde antiguo han sabido resguardarse del enemigo ya fuera éste a caballo, en tanque o cayera del cielo.

Broto fue lugar de paso y custodia de la frontera con Francia. Caballeros de distintas órdenes militares, como la de San Juan de Jerusalén, abrieron hospitales en el siglo XII para ayudar a los peregrinos. En la aldea de Oto está señalizada la Ruta de los Hospitalarios, que recorre el camino viejo desde San Nicolás de Bujaruelo.

Planes Cercanos

Planes en Broto

Ver todos