Calamocha

Calamocha

Información turística: 978730050

Web información turística

Calamocha es una encrucijada de caminos de Aragón. Este municipio se encuentra en un triángulo formado por las carreteras que unen Zaragoza, Valencia y Calatayud y por ello ha sido testigo de momentos claves de nuestra historia. Fue lugar de paso de la calzada romana, de la que aún se encuentra en perfecto estado un bonito puente sobre el río Jiloca. El pueblo contiene edificios de un gran valor patrimonial y algunos de ellos, además del puente romano, han sido declarados Bien de Interés Cultural (BIC). Ocurre con las casas palacio de los Angulo y de los Tejado, dos preciosas viviendas unidas con fachada de piedra y ladrillo. También merece una visita el Museo del Jamón, institución que pretende mostrar la importancia de este elemento de la cultura gastronómica de Calamocha.

Aparte de mostrar los métodos de elaboración y conservación de las carnes, es posible degustar los productos. De obligada visita es la Laguna de Gallocanta, a unos 20 kilómetros del pueblo. Es una de las lagunas saladas más grandes de Europa, lugar que eligen las grullas para anidar en su ruta migratoria. Con un poco de paciencia es posible disfrutar de un acontecimiento único del mundo animal.

Por el entorno del pueblo cruzan varios caminos de peregrinación, como el Camino de Vera Cruz (que une Puente la Reina, en Navarra, con Caravaca de la Cruz, en Murcia), que evoca el camino que siguió la cruz de Cristo en el siglo XIII. También es lugar de paso del Camino del Cid, que sigue las andanzas de Rodrigo Díaz de Vivar entre Vivar del Cid (Burgos) y Orihuela (Valencia).

El clima de Calamocha, a casi 900 metros de altura, es bastante gélido. En el aeródromo de este municipio se registró una de las temperaturas mínimas más bajas registradas en España: 30 grados bajo cero. Fue el 17 de diciembre de 1963, día en que sobre el suelo de este municipio turolense reposaba una gran capa de nieve.

Planes en Calamocha

Ver todos