{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Cillán

Tierra dura pero habitada desde siempre

Compartir

Localidad de algo más de 100 habitantes sobre la carretera AV110, a 28,3 km de Ávila.

Aunque sus pueblos vecinos al oeste se rodean de campos de cultivo, Cillán está ya enclavado entre dehesas y encinares, con suelos más rocosos y pastos que determinan su economía ganadera y se prolongan prácticamente hasta Ávila.

Aunque el terreno es duro, y hermoso, ha acogido asentamientos desde muy antiguo. Por ejemplo el castro vetón de la Mesa de Miranda, al norte, y en los alrededores varios bloques de granito con formas antropomorfas talladas que sirvieron como enterramientos. También está cerca el poblado altomedieval de Las Herrenes de San Cristóbal.

En el caserío abundan el sillarejo y la mampostería en muros y tapias. Como en la iglesia de San Cristobal reforzada con sillares en las esquinas. Sin embargo la espadaña, curiosamente, se cierra por detrás con un muro de ladrillo. Sin ornamento alguno en el exterior, ni siquiera en la gran cabecera cuadrada, protege en su interior el contraste de un notable retablo barroco.

Contacto

Localización