Corbalán

La Casa Grande que vigila desde lo lejos

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Para descubrir los encantos de Corbalán hay que comenzar visitando un maravilloso enclave urbano a unos siete kilómetros del municipio turolense. Es la Casa Grande, una masía que ejercía de núcleo principal en la antigua villa de Escriche, compuesta hace años por otras masías menores, por la iglesia de San Bartolomé y por un cementerio. La Casa Grande es un edificio renacentista de tres plantas levantado en el siglo XVI. La planta baja estaba reservada para la servidumbre, para las cuadras y la cárcel; en la primera se disponían las dependencias del señor de Escriche y de su servidumbre directa, y a ella se accedía por una monumental escalera dividida en dos alas; la tercera planta estaba destinada a los graneros. Escriche es un conjunto urbano que se adhirió a Corbalán en los años 70.

El casco urbano de Corbalán, de unos 100 vecinos, descansa sobre una loma que emerge entre dos barrancos, coronada por la ermita de la Virgen del Castillo, levantada en estilo gótico en el siglo XV sobre los restos de un antiguo castillo medieval, de donde toma su nombre. El viajero tampoco se puede perder la iglesia de San Pedro, datada en 1593, ni el Ayuntamiento, restaurado en piedra arenisca con un alero de media caña.

El bello enclave de Corbalán está ubicado en las estribaciones de la sierra del Pobo y entre su flora alberga el municipio uno de los mayor bosques de sabinas de la Península, lo que le ha valido el título de Lugar de Importancia Comunitaria (LIC).

Contacto

Localización