Ejulve

La puerta al Maestrazgo turolense

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Las sinuosas calles de Ejulve dibujan un enrevesado trazado urbano sobre una suave colina que da entrada al Maestrazgo turolense. Su término municipal, ubicado en la sierra de Majalinos a 1.600 metros, se erige como el más montañoso de la comarca Andorra-Sierra de Arco. Un incomparable enclave natural en el que habita la cabra montesa y que se caracteriza por un relieve de fuertes pendientes y cortados rocosos, así como por los secretos que esconden sus paisajes subterráneos, sorteados por casi 40 cuevas y simas catalogadas. Completan el entorno numerosas fuentes, imponentes árboles monumentales y el nacimiento del río Guadalopillo, entre los bosques de ribera. Su emplazamiento único hace de Majalinos y de Ejulve un espectacular mirador natural, desde el que se pueden observar los Pirineos nevados, el Moncayo, los Puertos de Beceite, el Alto Maestrazgo o Gúdar.

En la visita por el casco urbano de Ejulve, situado a 105 kilómetros de la capital y en el noreste de la provincia, el viajero no se puede perder la iglesia de Santa María la Mayor. Construida en el siglo XVI, que es de estilo gótico y está provista de una gran nave, cabecera poligonal y capillas laterales. También destaca el Ayuntamiento, datado de 1671 y compuesto por un edificio de dos plantas; la planta baja tiene una lonja. Completan su principal patrimonio arquitectónico la ermita de San Pascual, la de San Pedro y el edificio de la Posada de la plaza. Una estructura de tres plantas construida en el siglo XVII, cuya planta inferior es de sillería y las otras dos, de ladrillo.

Contacto

Localización