{{title}}
{{buttonText}}
1 /

El Perdigón

Donde duerme el vino en las bodegas

Compartir

El termino municipal comprende las localidades de El Perdigón, su cabecera, y los anejos de San Marcial y Tardobispo. Está atravesado por la Ruta de la Plata, situado al sur de la provincia y pertenece a la comarca zamorana de la Tierra del Vino. El Perdigón dista de la capital 14 kilómetros por carretera. El paisaje es una llanura ligeramente ondulada, cargada de viñedos y, en los puntos más altos, pinares, por los que corren liebres, conejos y perdices. El Duero y sus afluentes riegan sus ricas vegas, a las que olmos y chopos proporcionan sombra y frescor.

La zona fue poblada, al menos, en época romana, como muestran vestigios arqueológicos encontrados en Tardobispo. En la Edad Media la zona fue repoblada por los reyes de León, en cuyo reino se integraron las tres localidades. En la Edad Moderna ya formaban parte del Partido del Vino en la provincia de Zamora, donde permanecen en la actualidad.

En Tardobispo destaca su iglesia románica, muy reformada a lo largo del tiempo, que custodia un Calvario gótico. En las inmediaciones permanecen restos de la calzada y el puente romano de Alcamín. San Marcial cuenta con una iglesia parroquial y una Cañada Real. En Perdigón el visitante puede ver casas blasonadas y varias bodegas excavadas a gran profundidad, algunas de ellas dedicadas a elaborar los caldos de la tierra y otras a la hostelería. Su magnífica Iglesia de San Marcial es de principios del siglo XVI y alberga en su interior una impresionante capilla gótica, con la estatua yacente de un vizconde, fundador de la misma, y 19 tablas góticas.

Contacto