{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Encina de San Silvestre

En pleno campo charro

Compartir

Algunos autores sitúan en esta población el lugar de origen de Juan del Encina, prestigioso dramaturgo que vivió entre el siglo XV y el XVI. El nombre, probablemente, derive del monte de encinas que rodea al núcleo urbano. En la época medieval, el pueblo dependió del Condado de Ledesma, hasta el siglo XIX en que quedó integrado en la provincia de Salamanca. Entre sus habitantes, las actividades predominantes siguen siendo la agrícola y la ganadera.

El paisaje castellano del Campo Charro bordea el pueblo con encinas y pequeñas charcas. Contó el municipio con una ermita dedicada a San Silvestre, hoy desaparecida, y con la Iglesia Parroquial de San Miguel, que en la actualidad se encuentra derruida y cerrada al culto. En una finca particular, situada en los alrededores del pueblo, se encuentra la Ermita de Nuestra Señora del Castillo, que presenta al lado una plaza de toros y celebra sus fiestas el primer fin de semana de septiembre.

Contacto