{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Espinosa de Villagonzalo

En la ribera del Boedo

Compartir

Camino de la Montaña Palentina, en la ribera del río Boedo, se llega a Espinosa de Villagonzalo, un destino conocido por muchos corredores y aficionados a la BTT ya que el pueblo organiza cada año carreras de bicicleta y un cross al que se apuntan pequeños y mayores. En los alrededores no es extraño ver palomas ya que cuenta con un fantástico palomar de planta circular, sin tejado, algo poco habitual pues los palomares son más comunes de Tierra de Campos.

En el centro del pueblo se encuentra la iglesia parroquial dedicada a Santa Cecilia, patrona de la localidad, que es casi un museo por las piezas de gran valor que atesora. Podrían ser aún más, pero algunas de ellas se han trasladado y se muestran en el Museo Marés de Barcelona.