Escapadas para la Semana Santa

Planes de última hora para una Semana Santa sin tumultos

Una pareja montando en bicicleta camino de la playa.

Para desconectar de la cotidianidad en Semana Santa no es necesario hacer grandes distancias, ni tener muchos días de vacaciones. Puedes subirte al coche y ponerle un poco de imaginación para encontrar tu mejor destino. También puedes echar un vistazo a estos planes que te proponemos por Murcia, Cartagena, La Rioja, Burgos... Te aseguramos paisajes singulares, rurales, tranquilos y planes sin prisas ni muchedumbres.

En casa de nuestros antepasados

Miguelón, Elvis la Pelvis y Excalibur son algunos de los protagonistas de este viaje. En un guiño al mundo que vivimos, los arqueólogos pusieron estos nombres a importantes fósiles del pasado. Aparecieron en la Sierra de Atapuerca, el principal yacimiento de restos de los humanos más antiguos de Europa y destino más que interesante para los próximos días festivos.

Una visita a Atapuerca debe comenzar en el Museo de la Evolución Humana. El soberbio edificio, obra de Navarro Baldeweg, está muy cerca de la catedral burgalesa y en su interior se conservan más de 200 restos originales. Entre ellos el cráneo Miguelón, que homenajea a Miguel Induráin, Elvis la pelvis, los huesos fósiles de una cadera cuyo nombre recuerda al rey del rock y Excalibur, una piedra bifaz, herramienta perfecta de aquel tiempo cuyo nombre rescata el de la mítica espada artúrica. Junto a ellos, una sorprendente reunión de detalladas reconstrucciones de algunas antiguas especies humanas, que se conjugan con modernas exposiciones.

El Museo de la Evolución Humana, con más de 200 restos originales. Foto: David Herráez Calzada. Shutterstock.
El Museo de la Evolución Humana, con más de 200 restos originales. Foto: David Herráez Calzada. Shutterstock.

Los yacimientos de Atapuerca son la siguiente parada. El acceso se realiza desde el CAYAC, Centro de Acceso de los Yacimientos de Atapuerca, situado en Ibeas de Juarros, moderno espacio que cuenta con una exposición permanete donde se explica el origen de la sierra, la formación de sus cuevas y la historia de sus descubrimientos.

Ya en la sierra, una visita guiada explica el origen de la Trinchera del Ferrocarril y los tres yacimientos más importantes: la Sima del Elefante, la Gran Dolina y la Galería. En la otra parte de la sierra, en la localidad de Atapuerca, el Centro de Arqueología Experimental, CAREX, es un espacio que acoge una recreación de cómo vivían aquellos hombres primitivos.

Goleta entre delfines

Ver saltar a los delfines entre las olas o escuchar al atardecer los silbidos de los calderones (especie de mamífero marino emparentado con los delfines), es algo excitante y muy poco habitual. Mucho menos hacerlo desde la borda de un barco velero. Cetáceos y Navegación organiza recorridos en goleta por las aguas del golfo de Mazarrón, en Murcia para vivir esta y otras experiencias ligadas a la naturaleza y la vida silvestre de esta parte del Mediterráneo.

Playa de Bolnuevo, en Mazarrón. Foto: Shutterstock.
Playa de Bolnuevo, en Mazarrón. Foto: Shutterstock.

En este barco es posible hacer singladuras desde uno a siete días y organiza actividades especiales para Semana Santa. El itinerario previsto tiene una duración de cinco días, entre el 12 y el 16 de abril. Parte de Cartagena para alcanzar el Cabo Tiñoso, navegar a continuación frente a Mazarrón y doblar el cabo Cope, regresando por Águilas hasta Cartagena.

Viaje de ecoturismo con tintes de aventura, ha merecido el premio al mejor producto de Turismo Activo de FITUR. A lo largo de la navegación se realizarán observaciones de delfines listados y calderones comunes, aunque no se descarta la aparición de otros mamíferos marinos incluyendo cachalotes y ballenas. Los avistamientos se complementan con charlas sobre estas especies y el resto de la vida marina. Durante el recorrido se puede practicar snorkel y piragüismo.

Por Los Barruecos antes que 'Juego de Tronos'

De la provincia de Cáceres, Los Barruecos son Monumento Natural de Extremadura. Este paisaje, que fue nombrado como mejor Rincón 2015 por Guía Repsol, está formado por una serie de aglomeraciones de enormes bloques graníticos en un entorno de cuatro grandes charcas formadas por el arroyo del Tocón. En su entorno se conserva un antiguo lavadero de lanas del siglo XVIII.

Enclave de naturaleza privilegiada, una vistosa colonia de cigüeñas blancas ha construido sus nidos sobre estas enormes piedras. Las anátidas se muestran especialmente activas en estas semanas, pues es el momento de alimentar a su prole, con incansables viajes del nido a los charcazos para aprovisionarse de peces, anfibios e invertebrados.

Los Barruecos forman un paisaje único digno de película. Foto: Shutterstock.
Los Barruecos forman un paisaje único digno de película. Foto: Shutterstock.

La singularidad del escenario ha hecho que haya sido elegido para una de las batallas de la séptima temporada de la serie televisiva Juego de Tronos. Aparte de por la belleza paisajística de su naturaleza, Los Barruecos son conocidos por albergar el Museo Vostell Malpartida de Cáceres, que está en el edificio del antiguo lavadero. Este museo de arte contemporáneo está dedicado al artista hispano alemán Wolf Vostell, fallecido en 1998.

Perteneciente al movimiento Fluxus, trabajó con las más diversas técnicas creativas como pintura, escultura, décollage, happening y videoarte. Su obra desborda las paredes del viejo edificio y se extiende por el entorno, fusionándose sus originales esculturas de corte futurista con el ancestral paisaje de los bolos graníticos.

Singladura por el mar de cereal castellano

Su nombre, Marqués de la Ensenada, podría pertenecer a un trasatlántico, aunque las singladuras de este barquito son más humildes, tanto como sus hechuras. Se trata del barco con el que la Oficina de Turismo de Palencia realiza paseos turísticos por el Canal de Castilla.

El Canal de Castilla es una obra de ingeniería con la que se quiso comunicar el interior de Castilla con el mar Cantábrico para dar salida al grano de sus estepas cerealistas. El proyecto se remonta al año 1751 y fue su impulsor el mencionado Marqués de la Ensenada, estadista y político ilustrado que fue Secretario de Hacienda durante el reinado de Fernando VI.

Un paseo en barco entre campos de cereales. Foto: Shutterstock.
Un paseo en barco entre campos de cereales. Foto: Shutterstock.

La falta de recursos hizo que el proyecto quedase convertido en un sueño, pues solo se construyeron 207 kilómetros, en un canal que consta de tres ramales. Abandonado durante décadas, Turismo de Palencia ha puesto en marcha la iniciativa de recorrerlo a bordo de un pequeño barco turístico.

El barco parte de la Herrera de Pisuerga, al norte de Palencia y recorre parte del Canal Norte superando sucesivas esclusas hasta la localidad de Alar del Rey. Singladura rural y tranquila, el pequeño barco atraviesa por el canal el mar de cereal castellano en un recorrido relajante, solitario y sin prisas. El horario de viajes es de martes a domingo y lunes festivos, en turnos de mañana y tarde.

Formentera en bicicleta

La cuarta isla balear es uno de los destinos más luminosos de nuestra geografía. Separada por menos de cuatro kilómetros de Ibiza, es destino predilecto de mar y arena a partir de estas fechas, en que las temperaturas suben y el buen tiempo se instala en esta parte del Mediterráneo.

Una manera diferente de conocer la isla: a bordo de bicicletas de alquiler. Diferentes tipos y modelos, entre los que se incluyen bicicletas eléctricas. Los precios, que pueden tener importantes descuentos por reserva anticipada, incluyen casco, chaleco reflectante, candado antirrobo, cesto de transporte, sillín infantil y asistencia en carretera.

Formentera hay que vivirla sobre dos ruedas. Foto: Shutterstock.
Formentera hay que vivirla sobre dos ruedas. Foto: Shutterstock.

Formentera es una isla prácticamente plana, por lo que sus rutas son más que asequibles para las dos ruedas, pues la distancia más larga a duras penas sobrepasa los 25 kilómetros. La extensa red de caminos y rutas habilitadas para las bicicletas, unida a la escasez de vehículos a motor, son otras razones que convierten la isla en un destino idóneo para las dos ruedas.

En globo sobre las salinas

Un vuelo por los cielos de la comarca de Añana a bordo de un globo aerostático es una inédita visión del Valle Salado de Añana, el yacimiento arqueológico Iruña-Veleia y el Parque Natural de Valderejo, aunque también se hacen recorridos sobre las Merindades y la Bureba burgalesas, el valle del Ebro, la Rioja y la llanada alavesa.

Un paseo en globo, algo inolvidable. Foto: Shutterstock
Un paseo en globo, algo inolvidable. Foto: Shutterstock

Vuelos para parejas y familias son algunas de las opciones posibles. La copa de cava y el apetecible almuerzo, que acompañan al preceptivo diploma acreditativo del bautismo en globo, nos harán olvidar el madrugón que hay que darse para ser pasajeros del aire.

Las estrellas de los cielos canarios

Las Islas Canarias son uno de los mejores lugares del mundo para contemplar las estrellas. Los observatorios atronómicos del Teide y del Roque de los Muchachos son buena prueba de ello, aunque no hay que llegar a semejante excelencia científica para disfrutar de la bóveda celeste.

En la isla de Tenerife es posible descubrir el Universo con equipos profesionales. Telescopios de última generación y guías acreditados permiten vivir esta experiencia entre las sombras de los volcanes del Parque Nacional del Teide.

El Observatorio Roque de los Muchachos, en Tenerife. No hay cielo igual. Foto: Holbox. Shutterstock.
El Observatorio Roque de los Muchachos, en Tenerife. No hay cielo igual. Foto: Holbox. Shutterstock.

Te puede interesar...