Florida de Liébana

La huerta de Salamanca

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

13 kilómetros al noroeste de Salamanca se encuentra la localidad de Florida de Liébana, conocida antiguamente como Muelas, y situada a orillas del río Tormes. De hecho, esta ubicación ha permitido que la localidad haya abastecido de frutas y verduras a Salamanca a lo largo de los siglos, convirtiéndose en la huerta de la capital. Hoy en día, la agricultura sigue siendo uno de los motores económicos principales de este municipio, una situación que se vio favorecida con la construcción del canal de Florida, que ayudó a transformar los cultivos de secano en regadío.

Actualmente el municipio está integrado por las localidades de Florida de Liébana, La Florida Extrarradio, Puerto de la Anunciación y Villaselva; puesto que la cercanía a la capital ha hecho que su población haya ido creciendo y hayan surgido nuevas urbanización. En el núcleo urbano, y aunque muchos edificios son de nueva construcción o han sufrido fuertes remodelaciones, aún se pueden encontrar algunas muestras de la arquitectura tradicional de esta zona, con casas construidas con sillares de areniscas, portalones tradicionales y amplios patios y corrales.

Hoy la localidad no cuenta con iglesia, puesto que la última que tuvieron, ubicada en la calle Iglesia —hoy calle La Cruz—, se cayó a mediados del siglo XX. Desde ese momento se habilitó como capilla una sala de un edificio municipal para oficiar las misas y demás actos religiosos.

El entorno de Florida de Liébana es ideal para pasear o para practicar deporte con la bicicleta, tanto BTT como de carretera. Dos lugares que no se deben dejar de visitar son la ribera del Tormes, declarada Lugar de Interés Comunitario, o el Olmo del Arroyo de Villaselva, uno de los pocos olmos o negrillos de gran tamaño que aún quedan en la provincia después de que la grafiosis secara la mayoría de ellos en una epidemia. Éste árbol, que se encuentra en la carretera de Florida a Parada de Arriba, en la finca de la Villaselva junto al arroyo del mismo nombre, forma parte de la Ruta de las Catedrales Vivas, que pone en valor estos ejemplares naturales.

Localización