Gordaliza del Pino

Belleza mudéjar con tesoros escondidos

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

La repoblación de los territorios reconquistados por el Reino de León a la dominación musulmana de la península tiene en Gordaliza del Pino una bella muestra del trabajo de la población mudéjar. Los musulmanes que aceptaban el nuevo dominio cristiano pagando un tributo, tenían bellas técnicas constructivas entre las que destacaba el uso del ladrillo. La localidad nace precisamente en siglo XI para repoblar estos territorios de lo que hoy es la comarca de Sahagún. 

Su iglesia parroquial Nuestra Señora de Arbas, de tres naves y tres ábsides, nos ofrece importantes elementos constructivos de estilo románico-mudéjar del siglo XII. Las puertas laterales que se conservan son de la misma época. Los ábsides están decorados con cuatro pisos de arquería. En su interior se puede visitar un bello retablo restaurado de la escuela de Berruguete del siglo XVI, de Francisco de la Maza.

Las pinturas murales de la iglesia son bajo medievales y están muy bien restauradas. Los frescos han ido apareciendo paulatinamente en diferentes momentos de restauración. Los increíbles trabajos, financiados en gran medida por los propios vecinos, son una auténtica joya.

La talla gótica de Nª Sª de Arbas preside el templo: la advocación a esta virgen nos habla de un pasado en el que la vid y el cereal fueron importantes debido a la presencia de los canónigos agustinos de la colegiata.

Localización