Ermita de San Roque

Oseja de Sajambre (León)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Rodeado de Nogales está San Roque. Bueno, su ermita, más concretamente. Hemos llegado en poco más diez minutos a pie desde el centro de Oseja de Sajambre. Es un santuario pequeño, edificado en el siglo XVI en función del promontorio en el que se encuentra. Es un día espléndido, brilla el sol y la vista que se ofrece la capital del valle es idílica. Nos imaginamos el paisaje nevado y prometemos volver en el mes de las nieves, que suele ser febrero. Nos han dicho que de aquí parte la ruta del Arcediano que va en dirección a Soto, según dicen el pueblo mejor preservado y más hermoso de todo el término municipal, y que continúa hasta Asturias si es que uno decide completarla. Eso era antes de construir la carretera de los Beyos. Con la suerte del novato la encontramos abierta. Como todas las ermitas, es recogida y coqueta. La amable imagen de San Roque en el altar, bajo la virgen, en su retablo de madera , nos despierta una sonrisa al acordarnos del verso: "San Roquín bendito, tiene un perrito, que ni come ni bebe y está muy gordito".

Localización

Ermita de San Roque, Oseja de Sajambre, 24916, León