{{title}}
{{buttonText}}
1 /

La Almolda

Un paseo por la historia en el desierto de los Monegros

Compartir

En pleno paraje de Los Monegros, uno de los desiertos más grandes (y fascinantes) de España, se ubica La Almolda. Recorrer sus calles es como sumergirse en una clase práctica de Historia, debido al extenso patrimonio histórico-artístico que posee su casco urbano. Los restos del castillo árabe (siglo XII) y de un aljibe recuerdan el origen musulmán del municipio. Uno de los tesoros arquitectónicos de La Almolda son las diversas casas solariegas de estilo renacentista, típicas aragonesas, de distintas épocas. La más antigua es la Casa de los Grasas (siglo XVI), pero hay más: la de El Prior, la Casa Condado Aranda-Híjar, la Casa de los Andréu o la de los Luzán, entre otras. Además de estos edificios singulares sobresale la Iglesia de Nuestra Señora de la Luz (siglo XVI), de estilo gótico-tardío, que ha sido recientemente restaurada. La ermita barroca de Santa Quiteria, en lo alto de un cerro, domina el alto del pueblo y desde este punto se puede admirar toda la llanura monegrina a vista de pájaro.

En La Almolda se representa de forma ininterrumpida desde el siglo XIII el dance almoldano, un baile folclórico muy arraigado en la localidad. Dos rutas senderistas con paneles informativos acercan a los escenarios naturales y culturales más interesantes de este municipio, donde también hay vestigios de la Guerra Civil, como la rehabilitada trinchera de Santa Quiteria, cerca de la mencionada ermita.

Contacto