{{title}}
{{buttonText}}
1 /

La Torre de Capdella

Un oasis en la montaña ilerdense

Compartir

En la montaña ilerdense, con el valle de fosca como testigo natural, se levanta un pueblo románico cargado de energía y aire puro, cuya principal fuente de ingresos es la agricultura. Cereales y patatas no faltan en sus platos, ni alfalfa en sus establos. La abundancia de pastos atrae a numerosos rebaños en verano, por lo que la ganadería también es pilar fundamental de su economía. Y no podemos olvidarnos de su central eléctrica, que da pie a un Museo Hidroeléctrico y a un Teleférico, reclamo turístico en ambos casos para una región rica en recursos naturales.

Contacto