Lamasón

El hogar de la vaca tudanca

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Lamasón se encuentra bajo las estribaciones de los Picos de Europa, en un hondo y extenso valle, tal y como se contempla cuando se llega al Mirador de La Píquere. Es el paso natural de comunicación entre los ríos Deva y Nansa, una zona rica en bosques de encinas, robles y hayas, sobre todo en las faldas de Peña Sagra, en el llamado Monte Tanea, que alternan con pastos en los que pacen vacas de la raza tudanca.

Los habitantes del municipio han combinado la ganadería con pequeñas explotaciones agrícolas dedicadas al cultivo del maíz y el lino, hasta el punto de que Lamasón llegó a contar con 26 molinos. Su economía también se benefició de la explotación de los bosques, importante hasta hace un par de décadas. 'La tierra de los campanos', como la denomina una canción montañesa, es también valle de paso de antiguo poblamiento, con aldeas de interesante arquitectura tradicional unidas por sinuosas carreteras. Dentro de su patrimonio destaca la iglesia románica de Santa Juliana, en Lafuente, de los siglos Xll y XIII, de una nave y ábside semicircular.

Reportajes recomendados Ver todos

Contacto

Localización