León

León

Información turística: 987878327

Web información turística

León atesora uno de los cascos antiguos más hermosos de nuestra geografía. Suficiente tarjeta de presentación para el ocasional visitante que se acerque a esta ciudad, verdadera encrucijada de caminos, culturas y gentes. La villa nació como un campamento militar de la VI legión romana Victrix en el siglo I a.C y hoy es parada obligada en la Ruta de la Plata hacia Gijón y en la Jacobea hacia Santiago de Compostela. La sobriedad de su antigua muralla romana envuelve a León en una atmósfera peculiar. En su interior aguardan tesoros arquitectónicos como el Palacio de los Guzmanes y la Casa de Botines. También templos como la Basílica de San Isidoro o la majestuosa catedral, que se visten de gala durante la Semana Santa. Una solemnidad que desaparece cuando al caminar nos adentrarnos en el barrio Húmedo, paraíso de la tapa, el paseo y la conversación despreocupada. Y si el objetivo es una peregrinación gastronómica, Plaza del Grano, Plaza Mayor y Plaza de Santo Domingo se convierten en referencias a hora de desgustar la morcilla, el cocido maragato y el picadillo con patatas, entre otras delicias. No obstante, al otro lado de las murallas también hay vida. Allí se encuentra el precioso Parque Quevedo, en el que se agrupan decenas de especies arbóreas que miran de frente al espectacular Hostal de San Marcos, actual Parador Nacional de Turismo. Y alrededor, el León moderno, el de los comercios y la universidad, el que se expresa desde las paredes del Museo de Arte Contemporáneo (MUSAC) para dar voz a quienes viven y sienten Castilla y León.

Para amenizar la imprescindible visita a la catedral de León, nada mejor que buscar el pellejo del topillo o topo maligno que cuelga encima de una de las puertas del templo. La leyenda dice que el animal horadaba el suelo por las noches y era el responsable de la inestabilidad de los cimientos.

Planes en León

Ver todos