Linares de Riofrío

Pasado calero junto a un bosque de película

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

En plena subcomarca de La Calería, a unos 52 kilómetros al sur de Salamanca, se encuentra la localidad de Linares de Riofrío, muy conocida en un pasado por sus cultivos de lino —de donde le viene el nombre de Linares—, de fresa —producto al que dedica una feria anualmente— y por su trabajo de la cal, algo común en los pueblos de la zona y que da nombre a la subcomarca. De hecho, la cal morena de Linares sirvió para la elaboración del mortero con el que se construyó la famosa plaza Mayor de Salamanca, y aunque hoy apenas quedan algunos vestigios, a finales de los años 50 del siglo XX aún quedaban 15 hornos.

Su localización, a la entrada de la sierra de Francia, hace que sus construcciones tradicionales recuerden en parte a la arquitectura serrana. En este sentido cabe destacar su plaza Mayor, donde se encuentra el ayuntamiento. Frente a él, en la antigua casa del secretario, se encuentra hoy la Oficina de Turismo, donde se puede encontrar un panel interactivo con información de interés del municipio. Muy cerca, en otra casa también reformada, se encuentra el centro de Adriss (la Asociación para el Desarrollo Rural Integral de las Sierras de Salamanca).

A pocos metros, en la plaza del Altozano, se encuentra la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, que data del siglo XVI, aunque el templo primitivo se construyó probablemente en el siglo XII, según indica el arco del ábside, de estilo románico, y las señales de los canteros que se muestran en las piedras. De este templo destaca el artesonado mudéjar de la capilla mayor y el retablo mayor, que data del siglo XVI y cuenta con una imagen central dedicada a Nuestra Señora y varias tablas pintadas, reaprovechadas de otra obra anterior gótica. Mención especial también merece el campanario en espadaña del último gótico, en el que se sustituyeron las esquinas por largos engarces de bolas, tanto en la curva de los arcos como en las cornisas e impostas. A la parte superior de la torre se puede acceder mediante una escalera que se encuentra dentro de una torre cuadrada, con una corona formada por estilizadas almenas sobre la que hay otra espadaña menor. Por último, cabe señalar que, en la zona norte del exterior del templo, está la conocida como Cruz del Altozano, situada sobre varios escalones y que antiguamente se encontraba en el centro de la plaza.

A un kilómetro del núcleo urbano, por la carretera de Escurial de la Sierra, se encuentra la ermita del Buen Suceso, en lo alto de un cerro redondo, donde se rinde culto a la Virgen del mismo nombre, que data de mediados del siglo XVI y tiene su fiesta principal el Lunes de Aguas, cuando se organiza una gran romería hasta este lugar donde los vecinos comparten la merienda a base de hornazo. El otro templo del municipio se encuentra en esta misma carretera pero más cerca del núcleo. Se trata de la ermita del Humilladero, que fue abandonada durante mucho tiempo y que recientemente se ha restaurado, instalando además a su alrededor un parque infantil, desde el que se puede disfrutar de las vistas de la sierra. En cuanto a edificios singulares también cabe señalar el antiguo seminario menor, que después se convirtió en un colegio internado de monjas y en un centro de primaria y FP y que, en la actualidad, sirve como centro de estudios obligatorios de primaria y secundaria.

El entorno de Linares de Riofrío invita a ser disfrutado con todos los sentidos y por ello son muchas las rutas que permiten conocer sus parajes y algunos de los restos que rememoran el pasado de la localidad como los hornos de cal o restos vetones. Uno de los caminos que se recomienda seguir es el que sale en dirección a San Miguel, en una plataforma que conduce a Sierra Chica y donde enseguida se encuentra la fuente de El Cántaro y, más adelante, las conocidas como Peñas del Agua. Al oeste del municipio se encuentra el paraje de La Honfría, un increíble entorno que fue escenario de una importante escena de la película El Nido y en cuya bajada se abre un bosque de acebos silvestres de gran valor. La subida al Pico Cervero (con 1.463 metros de altitud) permite una vista panorámica espectacular de todo el entorno, además de la posibilidad de disfrutar de castaños centenarios. Por último, la Ruta de los Caleros o Ruta de la Sierra de la Calería, une Linares de Riofrío con los municipios de Escurial de la Sierra, Navarredonda de la Rinconada y Rinconada de la Sierra, todos ellos municipios de La Calería, pasando también por La Honfría y el Pico Cervero.

Contacto

Localización