Moeche

Moeche

Información turística: 981404006

Web información turística

Tan orgullosos se sienten aquí de su castillo que le ceden el protagonismo en el emblema municipal. Erigido hacia el siglo XIV en la parroquia de San Xurxo, es símbolo de la osadía de los irmandiños, vasallos sublevados en 1431 bajo el liderazgo de Roi Xordo contra el señor Nuno Freire de Andrade. Aunque acabaron forzando la huida de este, salir derrotados de su segundo levantamiento hizo que fueran obligados a reconstruir el edificio en 1467. En memoria de aquel acontecimiento se celebra desde 1980 el concurrido Festival Irmandiño, donde los vecinos asaltan simbólicamente la fortaleza alumbrados con antorchas en la tercera semana de agosto. El acto se acompaña de una sardiñada, música, baile, pirotecnia…

El recinto defensivo resulta peculiar por su ubicación en un valle, no en un alto, pese a lo cual conserva su planta poligonal con una torre del homenaje de 18 metros sobre el patio de armas. En las inmediaciones se encuentra la vistosa iglesia de San Xurxo, de campanario barroco con balcón de piedra, aunque el origen sería anterior. Y es que alberga una lápida del año 1099. Sí se sabe que del siglo XVI data la iglesia de Labacengos, en la parroquia homónima, con frescos barrocos que se han recuperado recientemente. Más historia tiene la capilla de San Xiao dos Ósos, que ya en el siglo XV fue lugar de peregrinación. Su carácter medieval lo confirman los sarcófagos antropomorfos en su interior. Y su cruceiro (caracterizado por la escasa altura del fuste) es el de mayor antigüedad de toda la comarca. También en Labacengos llaman la atención los siete molinos de Boucido, unidos en un mismo conjunto pero edificados en distintas épocas, siendo visible a través de ellos la evolución de la tecnología.

Cada 23 de abril se organiza la Feria del Caballo, uno de los encuentros equinos con mayor solera de toda Galicia, capaz de atraer a aficionados portugueses. A las carreras y pruebas se suma el mercado de compraventa de animales y utensilios. Dos veces al mes (los días 11 y 23) tiene lugar en San Ramón la centenaria Feria, que muestra la enorme importancia de la venta de productos locales para la economía.

El fuste del cruceiro de San Xurxo tenía que ser enviado a Inglaterra, donde habían encargado la pieza, pero el peso de sus siete metros rompió el carro que lo transportaba hasta el barco. Está tallado en toelo (también llamada pedra de Moeche o serpentina), una roca que aflora casi exclusivamente en este concello, con fama en el siglo XIX pese a trabajarse desde la Edad Media. Otro mineral presente en la zona es el cobre, extraído sobre todo en los años cuarenta de la Mina Piquito, pero la rotura de una balsa de residuos en 1960 provocó un desastre ecológico. Tanto las canteras de toelo como la mina son visibles.

Planes en Moeche

Ver todos