Riaño

Riaño

Información turística: 987740665

Web información turística

La creación del embalse de Riaño fue el hecho histórico más determinante en la historia de la localidad. La construcción de la presa supuso cubrir de agua varios valles alrededor del río Esla. Riaño quedó destruido y sumergido bajo el agua, salvo algunas edificaciones emblemáticas que se trasladaron a una zona elevada.

Merecen una visita algunas de estas iglesias transportadas piedra a piedra: la de Santa Águeda desde el pueblo de Pedrosa del Rey con su portada románica o la ermita de Nuestra Señora del Rosario, del siglo XIII, desde el pueblo de La Puerta. En su interior, el visitante encontrará pinturas románicas.

Riaño es el pueblo más joven de la provincia y se rodea de uno de los paisajes más espectaculares del norte de España. Las nuevas dotaciones de las que hace gala le han convertido en el epicentro del turismo del noreste de León. Senderismo, alpinismo, espeleología, bici de montaña o paseos a caballo se unen a otras actividades relacionadas con el embalse como el kayak, piragüismo o vela fluvial. Hay espacio para los deportes autóctonos como los bolos o la lucha leonesa. En invierno, cuando la nieve cubre toda la montaña de Riaño, llega el momento de los deportes de invierno: el esquí de travesía y las rutas con raquetas.

La configuración del nuevo Riaño ha incorporado a sus infraestructuras turísticas un Museo Etnográfico donde explorar la vida ancestral de la montaña leonesa: una fragua, una casa de humo (construcción tradicional de piedra y tejado de paja de centeno) así como 700 objetos, utensilios y vestidos tradicionales, junto a los que se explica la historia de la zona.

La zona de Riaño a los pies del Parque Nacional de los Picos de Europa es una de las mejores reservas de la vida silvestre leonesa: robles, tejos, acebos y hayas, plantas aromáticas y medicinales y, en primavera, el emblemático narciso de montaña o capilote, símbolo de la localidad que inunda con su amarillo las praderas del valle. Entre los animales salvajes, la más concentrada reserva de especias amenazadas y protegidas de la montaña: el oso pardo, el lobo, corzos, venados y jabalíes, así como la cabra hispánica. En sus cumbres, el águila real que observa desde lo alto a los halcones, lechuzas, búhos y buitres leonados que la acompañan. Riaño es hábitat natural del urogallo, que alcanza los 4 kilos de peso y un metro de porte.

Planes Cercanos

Planes en Riaño

Ver todos