{{title}}
{{buttonText}}
1 /

San Agustín

Puerta de Aragón

Compartir

San Agustín cobra una belleza especial durante el crepúsculo, cuando comienzan a asomar las estrellas como pupilas azules. Este pueblo, que hace frontera con la Comunidad Valenciana, atesora algunos imponentes edificios, como una torre de mampostería dotada con iluminación nocturna, junto a la iglesia. Existe una ermita dedicada a San Agustín de estilo gótico-mudéjar. La fuente y lavadero del pueblo destaca por tener tres caños con forma de cabeza de león y es uno de los emblemas del pueblo.

El propio casco urbano tiene encanto, con sus casas blancas y tejados de teja morisca, pero además hay unas 30 masías repartidas por el término municipal. Algunas constan de un solo edificio, mientras que otras se asemejan a pequeñas aldeas construidas con piedra caliza de extracción local. Cada una de las masías tiene sus peculiaridades, colores e historia. Para conocer muchas de ellas es posible hacer uso de alguno de los recorridos de senderismo o ciclismo que existen en esta localidad.

Localización