{{title}}
{{buttonText}}

Sant Esteve de la Sarga

Fantasmas, románico y deporte

Compartir

Sumérgete en un pueblo rural lleno de experiencias fuertes. Aquí no encontraremos palacios dorados o grandes manifestaciones artísticas. Pero sí que descubriremos rutas de senderismo que nos dejarán con la boca abierta o más de diez iglesias que junto a sus pedanías todavía susurran parte de los secretos serranos de Sant Esteve de la Sarga. Un ejemplo de la vida diaria alejada del estrés de la capital en un bellísimo entorno rural, ideal para desconectar y descansar. Cada pueblo de Sant Esteve ofrece sus propias experiencias, con lugares que son la historia misma de sus pobladores y que no se pueden dejar de visitar. Como el yacimiento de Fabregada, una especie de 'pueblo fantasma' con más de 5.000 años a su espalda, conformado por casas con muchos siglos, semi-abandonadas que descansan junto a una inquietante roca excavada de tumbas presididas por la iglesia San Martí de las Tombetes. O la Iglesia de Sant Esteve de la Sarga, las leyendas confirman que ahora aunque aislada, todavía recuerda tiempos mejores, en las que tenía mayor número de fieles a su alrededor. Aunque esto ha cambiado, la tristeza no la ha hecho perder un ápice de belleza a su románico. Sin embargo, Sant Esteve de la Sarga, también ofrece emociones fuertes, el Montsec además del pico más rebelde de la sierra, traza un desfiladero espectacular tanto por la ruptura en el paisaje como por las dimensiones. Solo para aventureros, el desfiladero de Mont-Rebei cuenta con un puente que sobrevuela 50 metros el paso del río, uno que es posible cruzarlo en kayak o practicar cerca montañismo y espeleología. Para los que no se conforman con nada; para los que quieren emociones fuertes o para los que quieren simplemente disfrutar de los productos típicos y de la tranquilidad de un pueblo rural, para todos ellos: Sant Esteve de la Sarga.

Localización