{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Sieteiglesias de Tormes

Regadío y huellas del mudéjar

Compartir

Sieteiglesias de Tormes se levanta en la antigua calzada que desde Alba de Tormes partía a Béjar y Plasencia y en el paso de la vía del tren, cerrada al tránsito de viajeros desde hace varias décadas. La construcción del Canal de La Maya puso en marcha el aprovechamiento del regadío en la parte de los terrenos inscritos entre el canal y el río Tormes. Los suelos llanos y de gran calidad han visto incrementar los rendimientos agrícolas con nuevos productos más competitivos, lo que ha revertido en el sostenimiento de la población. El aprovechamiento del río para el regadío, la creación de una piscifactoría y la cría intensiva de ganado con la implantación de una cooperativa de industrias cárnicas son el sustento económico de Sieteiglesias.

Su historia está plagada de leyendas, luchas y controversias. El nombre del municipio habla de la existencia de siete templos, aunque no es posible constatarlo hoy día. Lo que sí es cierto es que siempre fue un enclave muy codiciado por su situación geográfica. La iglesia parroquial, consagrada a los santos Gervasio y Protasio, conserva algunas imágenes del Monasterio de San Leonardo de Alba de Tormes, un cristo y una talla del Ecce Homo de gran calidad. De estilo románico mudéjar, mezcla el ladrillo rojizo de estilo musulmán con la piedra de la zona. Destaca su portada meridional con un arco de medio punto.

Contacto