{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Tapioles

Naturaleza, queso artesanal y buenos productos de la tierra

Compartir

Este municipio de la provincia de Zamora dista de la capital 60 kilómetros por autovía y y se encuentra en la Comarca de Tierra de Campos, dentro de la Reserva Nacional de Caza de las Lagunas de Villafáfila. Es por ello un territorio muy abundante en flora y fauna, sobre todo aves, regado por el Arroyo de Cerecinos de Campos. Pertenece, desde finales del siglo X, junto con otros doce municipios, a la Mancomunidad Intermunicipal del Raso de Villalpando con la finalidad de explotar comunalmente el rico monte que tienen en común.

Diferentes vestigios arqueológicos hallados en la zona atestiguan presencia humana desde tiempos de los vacceos. Más tarde pasaron los romanos, que se instalaron cerca de las lagunas para explotar su sal. Con la Reconquista llevada a cabo por los reyes de León el territorio fue repoblado e integrado en su reino. Durante la Edad Media quedó bajo distintos poderes señoriales o monacales. En el siglo XVIII pertenecía a la provincia de León, hasta que en 1833 pasó a formar parte de Zamora.

Aún pueden verse algunas edificaciones realizadas en tapial, material hecho con barro amasado, del que antaño tomó su nombre la localidad y del que aún queda algún viejo palomar. Su iglesia medieval se vino abajo hace años. En la nueva se ha conservado una parte cel pórtico y casi todo el ajuar de la antigua. Entre otras valiosas piezas destacan un retablo barroco, un bello Cristo gótico y una imagen de su patrona, la Virgen de los Rayos.

La localidad es famosa por su queso artesanal elaborado con leche cruda de ovejas alimentadas con pastos naturales. La fiesta patronal de Nuestra Señora de los Rayos se celebra el 8 de septiembre. En diciembre o enero los vecinos se reúnen en la plaza para celebrar la Fiesta de la 'Cencellada'. En ella, toda la vecindad consume una caldereta con estupendos productos de la tierra alrededor de una hoguera.

Contacto