Su nombre árabe significa Valle de Aves, por lo que es fácil adivinar que por sus cielos vuelan distintos tipos de aves, especialmente, las avutardas. Ubicado entre los ríos Jarama y Henares, la agricultura, la ganadería y la avicultura constituyen las actividades más importantes para los habitantes del municipio.

Un antiguo vicepresidente del Colegio de Veterinarios de Madrid montó en Valdeavero una de las granjas avícolas más importantes de España, que llegó a producir más de ocho millones de huevos al año.

Entre su patrimonio artístico cabe mencionar la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, construcción barroca del siglo XVII, la ermita donde se venera al Cristo del Sudor y el antiguo Palacio del Marqués de Campoflorido.

Localización