Vallejera de Riofrío

Un buen enclave para disfrutar de la aventura en la naturaleza

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

A cinco kilómetros de Béjar y siete de la estación de esquí Sierra de Béjar-La Covatilla, el pequeño municipio de Vallejera de Riofrío se presenta como un lugar ideal donde descansar, disfrutar del entorno y atreverse a probar los deportes de aventura que se pueden practicar en su entorno y que, además de los relacionados con la nieve, incluyen la escalada en roca y en hielo, el senderismo o las rutas en bicicleta, entre otras muchas.

Dado su entorno, las casas de Vallejera de Riofrío están en su gran mayoría construidas con piedra, aislantes del frío y también del calor, y en algunas de las edificaciones aún se pueden encontrar dinteles con la fecha original de la construcción, alrededor del siglo XVIII, aunque después han tenido restauraciones que han provocado cambios en las mismas, especialmente en lo que respecta al interior.

Pero si de cambios hablamos hay que hacer referencia a los que sufrió la iglesia parroquial de La Encarnación, puesto que la antigua se derrumbó en marzo de 1952, por lo que la que existe actualmente es de mediados del siglo XX, destacándose de su interior su construcción en piedra y su gran torre del campanario.

Al pie de la iglesia, encontramos una fuente de piedra que se construyó en 1939, en plena Guerra Civil, cuando se realizó la captación de agua del municipio. El otro caño de piedra del pueblo, mucho más antiguo, lo encontramos a las afueras del núcleo, en el camino de La Hoya. También cabe destacar los restos del antiguo potro, del que quedan en pie las cuatro piedras, que está situado junto a los antiguos lavaderos del siglo XIX y de los que aún se puede observar, en un recinto vallado, las dos pilas en las que las mujeres lavaban y aclaraban la ropa. Por último, cabe señalar el edificio del albergue, situado en el edificio de las antiguas escuelas.

Contacto

Localización