{{title}}
{{title}}
{{buttonText}}

Piscina fluvial

Molinaseca (León)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Si se está harto de tragar sal o cloro o se quiere visitar una piscina totalmente natural, este es el lugar: la piscina fluvial de Molinaseca. Sus aguas -limpias, serenas y transparentes- son las del río Meruelo, proveniente de las montañas leonesas. La piscina no podía estar situada en mejor lugar: en pleno río, en torno a su puente romano de siete arcos, frente al Camino de Santiago y el Camino Francés y bajo la atenta mirada de la iglesia de San Nicolás de Bari. Por si fuera poco, ofrece todas las comodidades de cualquier piscina: escaleras, zonas de sombra y suelos antideslizantes tras el baño. Sin embargo, agrega la pureza y el frescor de sus aguas, el aire de las montañas y un suave tapiz de hierba verde para colocar las toallas en vez del típico suelo de baldosas. Además, aparte del baño o la práctica de la natación, se puede disfrutar de los deliciosos embutidos locales en sus cercanos bares y terrazas.

Localización

Travesía Manuel Fraga, 11, 24413 Molinaseca, León