Santo Estevo do Ermo

Barreiros (Lugo)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

La visita a Santo Estevo do Ermo, además de una ruta senderista por los bosques de castaños y abedules de Barreiros (Lugo), reserva al menos tres sorpresas, tres paradas con atractivos diversos para otros tantos tipos de viajero. La primera, la fervenza de Santo Estevo o cascada de San Esteban, es sin duda la más espectacular, la que literalmente te saltará a la vista: 15 metros de caída de agua, donde el río del mismo nombre se precipita por la roca entre una cortina de lianas de color verde intenso. Aunque su visión te invite a quedarte contemplando indefinidamente, un desvío de la pista que va a la cascada te acercará hasta la segunda sorpresa, otro lugar ideal para continuar reflexionando: la capilla de Santo Estevo, la más antigua de Barreiros, del siglo XV, con una fachada austera al extremo, tejado de pizarra y un coqueto campanario en su centro. Buena parte del misterio que transmite viene de su entorno: el frondoso bosque donde se levanta, en medio de un claro. Ese ambiente esotérico tiene también algo que ver con la tercera sorpresa de Santo Estevo. En las cercanías de la capilla hallarás dos fuentes curativas, una, de aguas ferruginosas, originó incluso una romería hasta el lugar. A la otra, A Fonte de Santa Rosa, se le atribuyen propiedades contra las enfermedades de la piel. Es la magia de Santo Estevo, salpicando cada rincón de este paraje.

Localización

Rego de San Estevo