Castillo de Begur

Castillo de Begur

Allí donde se sitúa el "Balcón del Empordà", el mirador de la costa y del centro del Ampurdán por excelencia, así como el mapa, grabado en cerámica, de los lugares ampurdaneses que desde ahí se pueden contemplar, allí está el Castillo de Begur. Su silueta lleva presidiendo el municipio desde el siglo XI, si es que no más, sobre los restos de un asentamiento íbero y romano. Símbolo indiscutible de la localidad, de él apenas quedan restos, como su torre circular con cinco metros de alto, lienzos de muros y basamentos, y una cisterna en una estancia rectangular. Aun así, vale la pena darse el paseo, subir el promontorio sobre el que se yergue y arrimarse a la sombra de las almenas escalonadas por las que hoy en día lo reconoce todo el mundo, aunque sólo sea para disfrutar de su panorámica, que baja vertiginosa y espléndida al pueblo para luego zambullirse en el ancho océano. Desde aquí se puede ver el municipio de Palamós, la Bahía de Roses, las Islas Medas, la Cala de Sa Riera, las montañas del Canigó de los Pirineos y más. Un castillo con encanto que mira hacia el mar mientras resguarda dentro su medieval época dorada. Recomendable el Castillo de Esclanyà.

Contacto

Castell de Begur, 17255 Begur, Girona, España
972624520
Más información

Más monumentos en Begur

Planes Cercanos