Cala de Trápana

Amalgama de azules y rocas dan como resultado este paraje hermoso y tranquilo. Un lugar donde despegarse de la rutina, tomar el sol y olvidarse del mundo por unos instantes. Merece la pena contemplar la virulencia con la que Neptuno, con la ayuda de Eolo, golpea con las olas el enclave rocoso. El imponente faro que corona lo alto de la cala avisa de las intenciones de los dioses y sitúa a Melilla como ciudad puente entre las culturas de Europa y África.  

Contacto

952976190
Más información

Información

Paseo marítimo No

Más playas en Melilla

Planes Cercanos