Durante la entrega de los nuevos Soles Guía Repsol, muchos fueron los cocineros que se dejaron caer por el Photocall instalado en el edificio de Tabakalera para posar felices ante las cámaras con sus nuevos galardones. Sus sonrisas brillaban más que nunca sobre la alfombra naranja.