Playa de Pinedo _ Valencia

Playas para perros en el Mediterráneo

¡Chapuzones a 4 patas!

05/08/2022

Los dueños de mascotas son capaces de planificar sus vacaciones y escapadas a lugares donde tengan la certeza de que van a contar con una playa reglamentada donde sus canes puedan socializar, correr y bañarse. Descubrimos el mapa beach-friendly en el Mediterráneo (Cataluña, Comunitat Valenciana, Región de Murcia e Islas Baleares), porque en los últimos tiempos, se han incorporado nuevas localizaciones

Compartir

Correr por arena, sentir el espacio abierto y el contacto con el agua… La playa es uno de los mejores sitios para que dueños y perros disfruten de su amistad y compañía, pero muchas veces es complicado encontrar con una playa apropiada porque la regulación cambia dependiendo del municipio y de la época del año. Aunque en temporada baja las restricciones se difuminan (y es habitual ver en las playas más populares a dueños paseando con sus canes) es en verano, cuando las ciudades costeras se masifican, cuando el peligro de multa es mayor. Es entonces cuando hay que buscar un entorno donde la presencia de perros esté permitida y regulada. Los ayuntamientos son los que tienen plenas competencias para establecer normas basadas en la salubridad y la convivencia, que suelen limitarse a no salir de la zona acotada, controlar al animal, recoger los excrementos, llevar la documentación en regla y los PPP deben ir atados y con bozal homologado.

Playas para perros en el Mediterráneo Familia con perro
El verano es para pasar un día de playa en familia, incluidos los miembros de cuatro patas. Foto: Daniel Pérez

En la mayoría de los casos, las playas caninas suelen ser espacios donde no van bañistas, ya sea porque son de difícil acceso o porque tienen piedras en vez de arena; incluso algunas de ellas están situadas en las desembocaduras de ríos y están bastante sucias. Antes de viajar es muy aconsejable ponerse en contacto con el consistorio de la ciudad elegida y preguntar cuáles son las playas aptas para ir con perro. Eso sí, lo mejor es ir a primera y últimas horas del día para evitar la solanera, ya que los perros son muy sensibles a los golpes de calor.

Aquí van una selección de playas en el Levante español con la bandera canina de la excelencia.

Cataluña

Girona

Els Griells (L’Estartit, Torroella de Montgrí)

Este tramo de la playa Else Griells, donde los perros pueden disfrutar a sus anchas, mide unos 600 metros cuadrados. Se ubica frente al Camping El Molino y tiene una fina arena dorada y el oleaje es moderado. Es un paraje espectacular -se encuentra frente a la reserva marina de Las Islas Medas- y de calidad (tiene servicio de limpieza, papeleras y socorrista durante la temporada de baño). Abre del 1 de junio al 17 de septiembre y sin restricciones horarias.

Rec del Molí (L’Escala)

Para muchos viajeros con mascotas Rec del Molí está considerada como una playa petfriendly más por su entorno que por su limpieza o calidad de sus aguas. Es una pequeña cala situada muy cerca de la localidad, donde el Ayuntamiento ha habilitado la mitad de su superficie (unos 370 metros) a bañistas con perro. Está compuesta de arena fina y dorada y unas aguas un poco turbias y de oleaje moderado. En temporada de lluvias puede llevar residuos de la localidad cercana. Está rodeada de un paraje de pinares y otras especies autóctonas perfecto para pasear. Cuenta también con chiringuito y aseo.

Playas para perros en el Mediterráneo Rec del Molí
El entorno de Rec del Molí es estupendo para pasear con las mascotas. Foto: Agefotostock

La Rubina (Empuriabrava, Castelló d'Empúries)

Desde 2012, el Ayuntamiento de Castelló d’Empúries habilita la playa de La Rubina como playa canina muy frecuentada por su amplitud, su buen ambiente, su paisaje y, sobre todo, porque está bien cuidada. Se encuentra dentro de un Parque Natural con arenales y dunas y unas aguas tranquilas y limpias. Sus condiciones de viento son perfectas para aquellos que practican windsurf o vela. Pero ojo, al estar situada en una reserva natural, los servicios son escasos (no hay duchas, por ejemplo) por lo que habrá que llevar de casa todo lo necesario. Y no hay límite de horario para disfrutar de este enclave, que abre del 1 de junio al 17 de septiembre.

La Ribera y Port de la Vall (Port de la Selva)

Se trata de dos zonas caninas -muy cercanas al casco urbano- debidamente delimitadas y señaladas donde el baño con perros está permitido. La primera de ellas, Playa de la Ribera, está situada en la zona de aparcamiento, por lo que hay todo tipo de establecimientos. La segunda, Port de la Vall, se encuentra al final de la playa del mismo nombre. Tiene unos 200 metros de largo y está formada por gravilla, pero sus fondos y aguas son perfectos para el buceo. Ambas cuentan con servicio de limpieza, papeleras, aseos, tiendas y bares en los alrededores. Todos los veranos tiene una gran afluencia de visitantes.

Sant Jordi (Llançà)

Es una pequeña cala de arena y gravilla localizada en una zona urbana perfecta para ir con el perro, salvo cuando sopla el viento de Tramuntana, que puede resultar un poco molesto. No cuenta con servicios, por lo que hay que llevarse todo de casa pero es perfecta para pasar un día tranquilo de picnic playero.

Playas para perros en el Mediterráneo Sant Jodi Llançà
Nada como compartir un pícnic con tu perro en la playa de Llançà. Foto: Agefotostock

Les Barques (Colera)

Casi en la frontera con Francia está la localidad de Colera, en cuya playa -de unos 130 metros de longitud- el ayuntamiento ha reservado un espacio para el solaz canino. El área reservada al baño está contiguo al puerto pesquero y cuenta con servicio de limpieza, papeleras, restaurantes y baños cerca de la playa. Es una zona además donde se pueden practicar actividades acuáticas como snorkel o submarinismo.

Barcelona

La Conca (Malgrat de Mar)

Junto a la varada de las barcas se encuentra esta playa canina inaugurada en 2020 y con una superficie de 1200 metros delimitados por vallas de madera. De arena fina y aguas cristalinas, este enclave canino tiene un aforo de 150 personas y una limitación de dos perros por persona (uno, si es un PPP). Además cuenta con muchos servicios pensados para los canes como pasarela de acceso para que no se quemen las almohadillas y duchas para perros (en las que está prohibido usar jabón). Otra de las normas a seguir es que hay que echar agua en todos los lugares donde el can haya orinado. Además, hay papeleras, zona de aparcamiento y en los alrededores hay aseos, bares, tiendas y restaurantes.

Pineda de Mar (El Poblenou, Barcelona)

Es una playa urbana que desde 2017, cuenta con una limpia zona de 100 metros para uso y disfrute de dueños y perros por lo que siempre está muy concurrida. Cuenta con aparcamiento cercano, papeleras, dispensarios de bolsitas para excrementos y ducha canina. A esta playa se puede acceder con perro los 365 días del año las 24 horas del día.

Playa de la Picòrdia (Arenys de Mar)

En 2021 el Ayuntamiento de la localidad decidió abrir un espacio de ocio playero para canes y habilitó un tramo acotado que admite su presencia. El trecho, de unos 1500 metros cuadrados, se encuentra entre la estación de tren y el puerto y está abierto desde el 15 de junio al 16 de septiembre pero sólo para los perros que estén cansados en Arenys de Mar. La playa está bien comunicada, limpia y tiene chiringuitos además de aparcamiento.

Playas para perros en el Mediterráneo Barcelona Llevant
Las duchas para perros permiten librar a los canes de los restos de sal y arena. Foto: Manu Mitru

Playa de Llevant (Barcelona)

La zona de baño para perros abrió en 2018 con gran éxito. Cuenta con una amplitud de una 1200 metros cuadrados y su aforo está limitado a 100 perros. Este área, situada junto al puerto, está vallada y señalizada, cuenta con suelo de arena fina y está equipada con duchas para perros. Abre del 1 de junio al 25 de septiembre de 10.30 a 19.30 h. Tiene también servicio de limpieza, papeleras, fuente de agua potable, lavapiés, vigilancia, aseos y aparcamiento. Al ser una playa urbana, a su alrededor hay múltiples establecimientos donde picar algo.

Ponent (Mataró)

En 2021, el Ayuntamiento de Mataró habilitó unos mil metros cuadrados al sur de la playa de Ponent para uso y disfrute de lugareños y mascotas. El que las autoridades delimiten el uso de sus playas caninas a sólo a los inscritos en el censo de la localidad se debe principalmente a que así se evitan aglomeraciones. Cuenta con servicio de limpieza especial, sistema de anclajes para atar a los animales, duchas y papeleras y periódicamente se hacen controles de salubridad tanto de la arena como del agua. La playa canina funciona desde el 20 de julio hasta el 30 de septiembre sin horario restringido.

El Masnou. Can Teixidor (Barcelona)

Entre as localidades de El Masnou y Montgat se encuentra este espacio reservado para el baño de perros (tiene un aforo de tan sólo 35 animales) con una superficie de entre 1600 y 1500 metros cuadrados. Es una playa muy angosta, por lo que mejor visitarla cuando hay marea baja porque con pleamar prácticamente desaparece. Para poder acceder a ella se necesita mantener una conducta apropiada (recoger los excrementos en bolsas cerradas, limpiar los orines con agua, no lavar los perros con jabón en las duchas públicas….) e incluso, es obligatorio estar en posesión del carnet de tenencia cívica.

Comunitat Valenciana

Valencia

Pinedo (Valencia)

Es, sin duda, una de las mejores playas para perros de España. Esta playa-can se encuentra al sur de la ciudad de Valencia, con una superficie que ha sido ampliada a 9.000 metros cuadrados -visto el éxito de ediciones anteriores- de arena y aguas tranquilas. Está acotada y segregada del resto de la playa de Pinedo y cuenta con un stand donde se suministran elementos de higiene e información. Ha instalado una pasarela para evitar las zonas más calientes de paso, estacas donde atar al can, una ducha para perros y un servicio de limpieza reforzado con análisis de muestras de agua y arena. Está abierta desde mediados de junio hasta el 15 de septiembre, de 9.30 h a 19.30 h.

Playas para perros en el Mediterráneo Valencia Pinedo
El éxito de esta playa canina ha hecho que el espacio dedicado a los perros se haya ampliado. Foto: Eva Máñez

La Torreta-Santa Elvira (El Puig de Santa Maria)

Esta playa admitió perros por primera vez en 2016 cuando el Ayuntamiento adaptó un tramo al norte de la playa, justo al lado del Barranc del Puig. La playa, de unos 100 metros de longitud, es de arena y grava por lo que no hay que preocuparse por si el can se hace daño en las almohadillas al correr. Además, hay máquinas dispensadoras de bolsas higiénicas y varias papeleras para mantener limpia la playa. También hay pasarela de acceso, aseos, duchas, lavapiés, carteles informativos y socorristas. Y es posible encontrar chiringuitos cercanos donde comer y disfrutar del día. La playa está abierta durante los meses estivales sin delimitación de horarios.

Port Saplaya (Alboraya)

Más conocida como la Playa para Perros de Alboraya, antes ocupaba una buena parte de la Playa dels Peixets, pero ha sido trasladada a la zona sur de Port Saplaya, algo más pequeña, entre la desembocadura norte de El Carraixet y la desembocadura de la acequia de La Marquesa. Es una playa perfecta para caminar por la orilla y descansar porque no es apta para el baño (humano) ya que no está vigilada. Sólo cuenta con papeleras, por lo que hay que ir bien provistos de todo.

Playas para perros en el Mediterráneo Valencia genérica
El Mediterráneo sienta bien a dos y a cuatro patas. Foto: Agefotostock

Alicante

Escollera Norte (Dénia)

Esta playa es la primera en Dénia dedicada al baño canino. Está situada en la Punta del Raset y  forma parte de la zona portuaria. Escollera norte tiene una superficie de 100 metros de longitud y se compone de grava y arena con aguas muy tranquilas aunque las algas suelen ser muy numerosas. Está abierta desde el 1 de julio al 30 de septiembre. Cuenta con servicio de limpieza y papeleras y en la cercanía hay algún chiringuito.

Cala les Urques (Calp)

Es una pequeña playa salvaje de roca y cantos rodados situada en el extremo derecho del puerto deportivo Puerto Blanco. Al no tener fácil acceso -hay que ir desde Partida Maryvilla, 9- no está muy concurrida por lo que es perfecta para disfrutar de sus aguas cristalinas y sin aglomeraciones. Está abierta todo el año y no tiene restricciones horarias.

Punta del Riu Sec (El Campello)

La Cala de Punta del Riu Sec es una pequeña playa de cantos rodados situada en la desembocadura del río Seco, entre las playas del Carrerlamar y Muchavista. Es una cala en plena naturaleza, de unos 250 metros de longitud frecuentada por pescadores y surfistas. Es de fácil acceso y está abierta todo el año. Además tiene un parque canino justo al lado.

Playas para perros en el Mediterráneo perro con pelota
Hay quienes se desenvuelven mejor que otros en las aguas. Foto: Daniel Pérez

Cala del Barranc D’Aigües (El Campello)

Esta playa canina se encuentra en la zona norte de El Campello, junto a la playa nudista de Llomes de Reixes. Es una playa natural protegida por un pequeño acantilado y prácticamente virgen. Está junto al paraje natural protegido de la Lloma de Reixes, coronado por la torre almohade del Barranc d’Aigües. La zona de baño de canes está convenientemente señalizada tiene aguas limpias y el suelo está compuesto de cantos rodados y grava. Lo mejor es que está poco transitada. A ella se puede acudir durante todo el año sin restricciones horarias.

El Xarco (Villajoyosa)

Es una playa natural de grava y roca situada al sur de la localidad donde, a su derecha y desde 2015, se ha habilitado un área para disfrute canino de unos 200 metros de longitud. A ella se puede acceder durante todo el año y a cualquier hora. No está muy concurrida y es mejor llevarse todo lo necesario porque hay muy pocos servicios. Su paraje y vegetación la hacen única de hecho, está catalogada como espacio protegido. Cuenta con parking y un caminito para subir a la Torre del Xarco, una torre de vigilancia construida en el siglo XVI.

Playas para perros en el Mediterráneo Villajoyosa El Xarco
La playa de El Xarca se ubica en un espacio protegido por las particularidades del paraje y su vegetación. Foto: Agefotostock

Caleta dels Gossets (Santa Pola)

Esta pequeña cala -llamada anteriormente cala III del Cuartel- es una playa natural de piedra y arena situada junto al Parque Natural del Cabo de Santa Pola por lo que su valor medioambiental es importante. Cuenta con unos 200 metros de longitud, su suelo es de grava y arena oscura y sus aguas son cristalinas con un oleaje moderado. Sus servicios son mínimos, por lo que hay que llevarse todo lo que se pueda necesitar. Se puede acceder a ella durante todo el año y sin limitaciones de horario.

Doggy Beach (Alicante)

Es una playa urbana ubicada entre el puerto y Urbanova, por lo que es muy concurrida por los habitantes de la ciudad. Fue habilitada en 2016 y es una playa amplia, de arena y fondos rocosos, perfecta para el baño de toda la familia, perros incluidos. Hay un chiringuito cercano donde, además de tomar un refresco, sirven comidas y bebidas especiales para los perros. Aunque los servicios (hostelería y salvamento) sólo funcionan en la época estival, a esta playa se puede venir todo el año. Cuenta además con pipican, servicio de limpieza, papeleras, lavapiés y aseos.

Rocío del Mar (Torrevieja)

Está situada al sur del término municipal. Se trata de una zona rocosa, entre Cala Ferris y la urbanización Rocío del Mar y abarca un tramo de 1600 metros de longitud con algunas plataformas de madera donde poner la toalla y dejar los bártulos. Tiene una buena delimitación natural por lo que no está acotada en ningún punto. No tiene horario y se puede acceder a ella todos los días del año. Carece de servicios por lo que es mejor cargar con todo lo necesario.

Playa canina (Orihuela)

A pesar de haber sido frecuentada por mascotas con anterioridad, el uso canino de esta playa fue aprobado en 2021. La Playa Canina de Orihuela tiene una extensión de más de 3000 metros cuadrados, entre el cabo Peñas y la Cala La Mosca, a unos 8 kilómetros del centro de Torrevieja. El mayor atractivo de esta playa es su gran extensión de arena dorada. Otro beneficio es su delimitación natural, que permite que los perros correteen en libertad sin miedo a que se escapen. Cuenta con una ducha para limpiar a los perros pero no hay fuentes por lo que es mejor llevar abundante agua potable.

Playas para perros en el Mediterráneo perro lobo
Los perros corretean y juegan entre los arenales. Foto: Daniel Pérez

Castellón

El Barranquet (Benicarló)

El Ayuntamiento acotó en 2018 un tramo de la Playa El Barranquet (unos 300 menos de arena) para solaz canino. Está situada junto a la desembocadura del río Barranquet, muy cerca del centro de la ciudad, pero no está excesivamente concurrida. No cuenta prácticamente con ningún servicio, por lo que todo lo que se pueda necesitar hay que llevarlo desde casa. Lo mejor es ser prevenido. Cuenta con máquinas dispensadoras de bolsas higiénicas y varias papeleras. Está abierta todo el año sin restricciones horarias.

Les Llanetes (Vinaròs)

En 2016 el ayuntamiento de Vinaròs inauguró esta playa canina semi urbana cerca del Paraje Natural de Sòl de Riu, en la costa norte. Esta cala cuenta con unos 150 metros de longitud y destaca por la belleza de sus acantilados. Su suelo es de arena y cantos y está muy frecuentada por submarinistas. La vegetación es autóctona, con pequeñas palmeras y plantas aromáticas lo que aumenta su atractivo. Cuenta con parking, papeleras y lavapiés.

Aiguaoliva (Vinaròs)

Es la primera playa que el ayuntamiento de la localidad clasificó como canina. Es una pequeña cala de 300 metros de longitud de cantos rodados acondicionada para uso y disfrute de canes y humanos. Está situada a 2 km al sur de Vinaròs, al final del barranco con el mismo nombre y limitando con Benicarló. No cuenta con servicios por lo que hay que llevar todo lo necesario para pasar un buen día de playa. Está abierta durante todo el año y sin restricciones horarias.

Playas para perros en el Mediterráneo perro corriendo en el agua
Es un espectáculo ver cómo saltan las olas los canes. Foto: Agefotostock

L’Estrany (Alcossebre)

Esta playa inaugurada en el verano de 2016, cuenta en su extremo sur, en la desembocadura del río San Miguel, con una zona habilitada para perros. Es la llamada Punta Capicorb. Su suelo está compuesto de arena oscura y guijarros, es algo ventosa y el oleaje es moderado. No cuenta con servicio de limpieza (por lo que hay que llevarse los residuos generados al marcharse), no tiene limitación de horarios y tampoco hay chiringuitos por lo que llevar todo lo necesario para pasar un día de playa sin sobresaltos.

La Renegá (Oropesa del Mar)

Su mayor atractivo es el entorno donde se encuentra, un espacio natural de unos 3000 metros cuadrados situado entre Benicásim y Oropesa que ha sido dividido en multitud de calas de arena y rocas esculpidas por el efecto del mar y del viento. El suelo es de grava y arena gruesa y sus aguas cristalinas y poco profundas. Está abierta todo el año sin restricciones horarias. Hay que puntualizar que, en temporada baja (del 1 de noviembre al 1 de marzo) también es posible llevar a tu perro al resto de playas del municipio.

Región de Murcia

La Calera (Cartagena)

Entre Isla plana y La Azohia se encuentra esta cala semi urbana para perros de unos 1600 metros de longitud y no muy saturada de gente. Su suelo está formado por roca, grava, arena gruesa y maleza. No cuenta con servicios por lo que hay que llevar todo lo necesario. No cuenta con límite horario.

El Gachero (Mazarrón)

La playa canina de El Gachero es una playa urbana situada junto al Puerto de Mazarrón cuyo suelo está formado por arena gruesa y cantos rodados. No suele estar muy frecuentada por bañistas pero sí es muy popular entre los dueños de canes que suelen pasar allí un refrescante día de playa gracias a sus aguas cristalinas y oleaje moderado aunque lo peor es el suelo pedregoso de sus fondos que puede provocar heridas no solo en las patas de los animales también en los pies humanos. Es muy recomendable para dar paseos, está abierta todo el año y sin límite de horario y no cuenta con servicios.

Un grupo de perros en la arena.
A los perros les encanta correr por arena, sentir el espacio abierto y el contacto con el agua…

Sierra de Las Moreras (Mazarrón)

Es una de las mejores playas caninas de Murcia gracias a sus aguas cristalinas, su arena (gruesa combinada con cantos rodados) y el entorno natural que la rodea. A lo largo de sus 500 metros, suele haber muchos perros pero sin aglomeraciones y con buen rollo, evitando disputas y entregados al juego y el correteo. Carece de instalaciones, como chiringuito o ducha, pero eso sí, está muy limpia.

Cobaticas (Mazarrón)

Está situada a unos 7 km del centro de Mazarrón, entre las playas de Bolnuevo y Pércheles y es sin duda, la mejor playa natural canina de las tres que hay en la localidad por sus espectaculares vistas. Tiene mucho espacio (unos 1000 metros de longitud) para que los perros puedan correr (es perfecta para llevar galgos)  y hay poco público porque su acceso es algo complicado. Está compuesta de arena y grava, sus aguas son muy limpias y el oleaje es moderado. No hay ningún servicio por lo que hay que llevar el equipo de supervivencia a cuestas.

Playa Larga de Garrobillo (Lorca)

Popularmente conocida como ‘Playa larga’ este espacio dedicado al baño para mascotas está situado en un Parque Natural de gran belleza. Cuenta con unos 600 metros de arena y rocas con vistas impresionantes y un paisaje único perfecto para relajarse. Dispone de aparcamiento cercano y camino de acceso pero no hay servicios como fuentes o duchas. Es perfecta también para practicar deportes acuáticos como submarinismo o snorkel. En definitiva, una playa tranquila sin restricciones de fechas y horarios.

Islas Baleares

Mallorca

Na Patana (Can Picafort, Santa Margarita)

Es la playa más lejana de Palma pero es la menos concurrida y más tranquila. Dentro del espacio protegido de Son Real y a 300 metros de la playa de Son Baluó, se encuentra este arenal de 100 metros de longitud y poco oleaje. El fondo de la playa de Na Patana alterna zonas de arena con otras de rocas y los que ya han ido, aconsejan entrar al agua por la zona central (de arena) para evitar los arañazos de las rocas. Desde Son Bauló hay un caminito a lo largo de la costa que pasa junto a la Necrópolis de Son Real y que puede resultar un buen camino para recorrer con la mascota. También es posible adentrarse en el bosque mediterráneo que hay en la parte posterior siguiendo los numerosos itinerarios marcados.

Playas para perros en el Mediterráneo Mallorca Picafort
La lejanía con respecto a Palma la convierten en una un opción ideal para quienes buscan tranquilidad. Foto: Agefotostock

Cala dels Gats (Calvià)

Entre Punta des Gats y Cala Blanca (se accede a ella por la calle Bellavista, 102), se encuentra esta pequeña playa para perros cuyo suelo está formado por piedras y arena. La cala es pequeña pero tiene unas vistas preciosas de la zona y es ideal para compartir una jornada de playa con la mascota porque está poco concurrida. Su horario es de 8 a 20 h.

Punta des Marroig (Calvià)

En Palmanova, entre las playas de Na Nadala y de Palmanova, con acceso por la calle Punta Marroig, 2, está este pequeño saliente escarpado que el Ayuntamiento arregló con un jardín de plantas autóctonas y un puente de madera que pasa por encima de la playa. La pequeña playa es de piedra y rocas pero resulta muy apetecible para dar un paseo y para que los perros husmeen entre los pedruscos.

Playas para perros en el Mediterráneo Mallorca Cala Gamba
Las condicionesde Cala Gamba hace que no haya muchos bañistas humanos en sus aguas, pero sí muchos peludos.

Cala Gamba (Palma)

Es una playa urbana situada a 9 kilómetros al este de la ciudad de Palma, a poca distancia de la central térmica, el Hospital de San Juan de Dios, y del aeropuerto. Su arena parda es de grano grueso y sus aguas no son muy limpias, poco profundas y con vegetación y rocas en el fondo, por lo que hay pocos bañistas pero lo importante es que no son bravas y resulta perfecta para llevar al peludo.

Cala Blanca (Andratx)

Esta pequeña playa -de unos 30 metros de largo- fue habilitada para animales en 2014 ya que anteriormente siempre estaba muy poco concurrida de turistas por su complicado acceso. Sólo se puede acceder a ella a pie, ya que se localiza a los pies de la montaña de Sa Talaia, y la pendiente más complicada para descender es la última, que está bastante empinada por lo que hay que tener cuidado con los resbalones. Pero el esfuerzo merece la pena porque se llega a un entorno natural virgen, con vistas impresionantes, suelo de arena, rocas y piedras y aguas cristalinas. Salvo papeleras en lo alto del camino de bajada no hay otros contenedores por lo que hay que llevarse todos los residuos que se generen.

Ibiza

Desembocadura del río Santa Eularia (Santa Eulària des Riu)

Es un tramo bastante estrecho, de unos 15 metros de longitud, que se encuentra al final de la vertiente derecha del río frente a un frontal de costa virgen. Su suelo está compuesto de arena gruesa y de rocas y sus aguas son limpias y tranquilas. Los servicios de los que dispone son escasos por lo que hay que llevar agua y bebedero para la mascota. No cuenta con limitación horaria. Además, Santa Eularia es la única ciudad de las Islas Baleares con río, y aunque su caudal es escaso, existe una ruta que va desde la desembocadura hacia el interior hasta llegar al puente Romano que resulta muy agradable para recorrer con el perro.

Punta de Es Faralló (Santa Eulària des Riu)

Es una pequeña playa situada al noreste de la localidad, en Santa Eulària des Riu, junto al Puig de s’Església Vella. Apenas tiene unos 40 metros de longitud, y está compuesta de arena gruesa y rocas. Sus aguas son limpias y tranquilas, y es perfecta para pasar un buen rato con la mascota. Los servicios de los que dispone son mínimos por lo que es recomendable llevar todo lo que se pueda necesitar. No hay restricciones horarias en verano.

Playas para perros en el Mediterráneo Punta de Es Faralló
Vayas a la hora que vayas, Punta de Es Faralló está abierta durante todo el verano para ti y tu perro. Foto: Agefotostock

Menorca

Cala Fustam (Es Mitjorn Gran)

Es una pequeña, preciosa y tranquila cala para perros situada al sur de la isla, entre Cala Mitjana y la playa de Binigaus. Se caracteriza por su arena blanca y fina, por sus aguas turquesas y por estar rodeada de un frondoso pinar. Su acceso es complicado porque, tras aparcar el coche hay que caminar como una hora hasta llegar a ella por lo que mucha gente suele acudir en barco. Está abierta todo el año y sin restricción de horario.

Binigaus (Es Mitjorn Gran)

Binigaus es una playa natural de fina arena y aguas limpias y transparentes. Su acceso es fácil por lo que está muy concurrida durante los meses de verano. En esta playa sólo se admite la presencia canina entre las 19 y las 9 de la mañana, un horario que es perfecto para ‘trasnochar’ con tu perro y evitar las altas temperaturas del día.

Playas para perros en el Mediterráneo Menorca Binigaus
Debido al horario de apertura, solo es posible pasear junto a tu mascota bajo la luz de la luna.

Te puede interesar