Playas caninas en Málaga

La Costa del Sol también es para perros

Juegos Playas caninas
La provincia de Málaga cuenta con ocho playas caninas repartidas en seis municipios.

La provincia de Málaga dispone de ocho playas caninas donde los perros son más que bienvenidos. Carreras, socialización, diversión y chapuzones asegurados para las mascotas, que también cuentan con servicio de duchas, circuitos de agility o fuentes.

Dice el fotógrafo malagueño Javier Albiñana que como a un perro le guste la playa no hay manera de sacarlo de allí. Es lo que le ocurre a Sacha, su precioso Shih Tzu color canela que adora bañarse, revolcarse en la arena y divertirse jugando. “Es para verlo”, cuenta este profesional que acude cuando puede a alguna de las ocho playas caninas oficiales con las que cuenta la provincia de Málaga. “Son sitios donde ellos tienen su espacio y eso es muy bueno para todos”, añade Albiñana, que cuenta entre su equipaje playero con una sombrilla y un pequeño toldo específico para proteger a su mascota del sol y las altas temperaturas del verano andaluz.

Playas caninas Málaga
Humanos y perros comparten olas en estos espacios del litoral malagueño.

Los municipios que cuentan con rincones específicos de arena o piedras para perros -aunque casi todos excluyen a los potencialmente peligrosos- son Málaga, Fuengirola, Casares, Marbella, Torrox, Benalmádena y Vélez-Málaga. A la de este último es asidua Beatriz Marín, que acude siempre que puede con los que considera su familia: Otto, un macho Golden retriever de ocho años y Bruna, una mezcla de perros de agua con cuatro años. “Al mayor le flipa nadar y a la chica se le va quitando el miedo solo de ver a todos los demás en el agua”, asegura la veleña.

Bichón playa
Disfrutar de una jornada playera acompañado de tu mascota es un privilegio para los amantes de los canes.
# 1. Velez-Málaga

1. Playa de Velez-Málaga 

Ubicada junto a la desembocadura del río Vélez, entre las localidades de Torre del Mar y Almayate, se inauguró en verano de 2016. Ha sido la primera playa canina andaluza en recibir la certificación Q de calidad turística. El pasado invierno un temporal la arrasó, pero tras una serie de trabajos de recuperación lleva ya unas semanas de nuevo en funcionamiento. Cuenta con un centro de agility cercado -que incluye columpios perrunos, rampas, ruedas y diferentes elementos para saltar- así como fuente y ducha canina, además de papeleras y baños. Es una de las playas mejor valoradas a nivel nacional por todos los servicios y la calidad del agua, por eso cuenta con numerosos canes que demuestran sus ganas de jugar mientras se refrescan en el Mediterráneo y, cómo no, se rebozan en la arena.

Perro nadando
Los cuadrúpedos suelen dividirse entre los nadadores y quienes prefieren esperar en la orilla.

“A cualquier perro le gusta estar al aire libre, saltar, correr. Y si encima se puede dar un chapuzón, mejor que mejor. Además, les viene bien socializar con otros animales y nosotros disfrutamos mucho viendo como juegan entre ellos”, asegura Marín. A la playa se puede acceder caminando desde el paseo marítimo de Torre del Mar, aunque también hay aparcamiento cercano. Y un poco más allá, en la margen derecha del río, hay chiringuitos singulares como ‘El Hornillero’, cuya carta mezcla productos tradicionales como el espeto de sardinas con croquetas de ajobacalao y propuestas internacionales.

Grupo Playas caninas
Es habitual que se formen grupos de dueños cuando los perros comienzan a conocerse.
# 2. Torrox

2. Playa canina de Torrox

A pocos kilómetros de allí se ubica la playa canina de Torrox, que se extiende al este del faro del municipio -recinto que merece la pena visitar y que incluye una vieja factoría de salazones convertida posteriormente en necrópolis-. A ella se puede llegar fácilmente –aparcamiento incluido- desde ambas márgenes del río, que lleva el nombre del municipio. Un oasis de algo más de 300 metros cuadrados de arena y rocas que generan felicidad a las mascotas. “Para mí es un placer poder ir con ellos a darnos un baño”, insiste Marín, que recomienda evitar las horas de más calor, llevar siempre agua y disponer de sombra para los animales. También respetar las normas de convivencia y recoger cualquier basura que se genere.

Pelota Playas caninas
Pelotas, palos y juguetes son una constante en estas playas.
# 3. Málaga

3. Playa para perros de Málaga

Siguiendo la línea del litoral hacia el oeste, la capital malagueña cuenta con un pequeño arenal específico para canes en la desembocadura del arroyo Totalán. Durante el verano muchos de los usuarios de esta zona son turistas que aparcan sus caravanas en un recinto específico para ellas a pie de playa, pero el lugar también es el elegido por muchos vecinos de Málaga y Rincón de la Victoria. Unos y otros saben que allí disponen de un lugar acondicionado para sus perros. La afluencia crece especialmente por las tardes y su situación, junto al paseo marítimo, hace que siempre haya algún animal corriendo detrás de algún palo o una pelota sea cual sea la época del año.

Ducha Playas caninas
La mayoría de estos espacios cuentan con fuentes y duchas caninas.
# 4. Benalmádena y Fuengirola

4. Playas de Benalmádena y Fuengirola

En Benalmádena es la playa de Arroyo Hondo la que se ha reservado para perros. Es pequeña, está formada por arena y roca y se ha estrenado en 2021. Un poco más adelante se encuentra la playa del Castillo, ya en Fuengirola, y que también es muy valorada por los usuarios. Para comprobarlo, basta pasar por allí cualquier día del año, aunque el número de visitantes se incrementa especialmente durante los meses de verano. Entonces, la postal se compone de ladridos, carreras y juegos. Este arenal linda con la playa del Peñón del Cura (Mijas) y se despliega a los pies del Castillo de Sohail, junto a la desembocadura del río Fuengirola. Cuenta con dos chiringuitos cercanos y a un paso se ubica el parque fluvial de la ciudad costasoleña.

Socialización Playas caninas
La socialización con otros miembros de su especie es fundamental para el desarrollo de los perros.

Inaugurada en 2014, esta playa es de arena fina y dispone de numerosos servicios para las mascotas, como fuentes de agua potable, un lavapiés y dos pequeñas duchas que permiten a los animales limpiarse la sal y la arena tras una jornada de chapuzones, algo importante para su salud. Para disfrutar, no hay más que echar la toalla sobre la arena, instalar la sombrilla y dejar a los animales corretear y bañarse en la orilla junto a compañeros y compañeras de su especie. En un divertido folleto informativo titulado Bienvenidogs, el Ayuntamiento de Fuengirola recuerda que la ciudad tiene más de 11.000 metros cuadrados de instalaciones dedicadas a las actividades caninas y, de paso, informa sobre los hoteles, empresas o medios de transporte que aceptan su presencia.

Sombrilla Playas caninas
El agua y la sombrillas son dos complementos fundamentales para el bienestar de los animales.
# 5. Marbella

5. Playa de Marbella

Seguir viajando con tu mascota por la Costa del Sol permite también saborear el litoral de la exclusiva Marbella. La localidad dispone de dos zonas donde el baño perruno está más que permitido. La primera, en la playa El Pinillo, área habitual también para la práctica de actividades acuáticas como windusrf y kitesurf. La segunda, en Ventura de Mar, a un paso de Puerto Banús y su lujoso puerto deportivo.

Señal indicativa Playas caninas
Las playas que permiten el acompañamiento canino cuenta con señales indicativas.
# 6. Casares

6. Playa canina de Casares

Finalmente, la playa de Piedra Paloma, en el término municipal de Casares, muy cerca ya del límite de Málaga con Cádiz. Ahí se han acotado medio millar de metros para que los perros y sus familias puedan disfrutar tranquilamente de una jornada playera en una de las zonas más atractivas del litoral malagueño. Ocho oasis para disfrutar del verano sin que nadie se quede atrás.

Olas Playas caninas
Las olas del Mediterráneo divierten a todos por igual.