Crucero ambiental por Sanabria (Zamora)

A lo Bob Esponja por el Lago de Sanabria

crucero ambiental lago sanabria
Una navegación sostenible es tan solo la carta de presentación.

El Sanabria, el lago de origen glaciar más grande de España nos ofrece mucho más que un escenario impresionante en el parque natural que lleva su nombre. También esconde muchos misterios, un puñado de lecciones de historia y todo un desafío para los amantes de la ciencia y la investigación en vivo.

El misterio del lago. Podría ser el título de un libro de Los Cinco o el de una película de acción, pero en realidad es la aventura que estamos a punto de vivir en compañía de un grupo de niños de entre 4 y 14 años. Todos esperan impacientes en el muelle a que el capitán de nuestro catamarán ecológico dé la orden de subir a bordo y zarpar. Destino: descubrir qué hay en el fondo de este espejo de aguas protegidas y enigmáticas.

El Elio Sanabria surca las aguas del lago en un paseo de hora y media.

El recorrido que vamos a hacer podría ser un maravilloso paseo por el lago subidos a bordo del Elio Sanabria, el primer catamarán eólico y solar del mundo. Pero, como nos comenta María José, bióloga marina y una de las profesionales de Europarques con la que nos vamos a sumergir en las profundidades del lago, si solo esperamos eso nos vamos a quedar con la boca muy abierta. "Cuando los que nos visitan suben al barco descubren que es algo muy sorprendente, porque ven el lago de una forma muy diferente a la que estamos acostumbrados. No es lo que se esperan. Nunca", afirma. Junto a ella se encuentra Tomás, oceanógrafo y buceador profesional, así como el capitán del catamarán. Entre los dos nos van a ayudar a desentrañar los misterios que esconde el lago de Sanabria.

catamarán ecológico en el lago de Sanabria
María José, bióloga marina, explica a los pequeños navegantes cómo es la vida en las profundidades.

Europarques, la empresa responsable de este crucero medioambiental, presume de tener 25 años de experiencia en ecoturismo. Empezó en los Arribes del Duero con otro barco que hace un recorrido por la zona. Enamorado del lago de Sanabria, el director de Europarques, David de Salvador, decidió replicar la idea para promocionar y dar a conocer mejor la belleza del parque natural.

Pasión por la naturaleza

El proyecto es especialmente novedoso porque apuesta por las energías renovables. "Fue toda una aventura hace diez años. Imagina, crear un barco que funcionara completamente con energía solar y energía eólica", nos explican. La embarcación en cuestión tiene 80 plazas y es 100 % ecológica. Eso quiere decir que saca cero en todo lo que es fantástico sacar cero: en emisiones, en residuos, en efluentes y en decibelios de sonido sobre la tasa del ruido ambiente. "Fue un proyecto realmente costoso, era un poco la aventura de crear un barco que funcionase con energía solar y energía eólica. ¡El primer barco de este tipo en el mundo!".

Los más pequeños no se pierden ni un detalle de la travesía.

Tres kilómetros de longitud. Un kilómetro y medio en su punto más ancho. 53 metros de profundidad. En una superficie tan inmensa de lago glaciar podemos encontrar infinidad de fauna. Como los barbos, las truchas, las anguilas… Pero el objetivo de este paseo es descubrirnos a los habitantes más diminutos del lugar, los que no se avistan tan fácilmente y, sin embargo, son tan fascinantes como sus vecinos más gigantescos. Estamos hablando del plancton y de los copépodos, las daphnias o los holopedium que nuestros dos biólogos-guías van a extraer en vivo y a los que vamos a poder observar gracias a un súper microscopio. Las comparaciones con uno de los protagonistas de la famosa serie de dibujos animados Bob Esponja no tardan en aparecer y los más pequeños sonríen excitados.

De la mano de los profesionales, descubrimos los secretos del lago.

Conocer a estos pequeños seres es mucho más fácil de lo que nos imaginamos. Tras el Aula Tecnológica, una presentación del Elio Sanabria en la que Tomás y María nos hablan de las particularidades técnicas del catamarán, nos muestran los instrumentos científicos con los que van a capturarlos y a hacernos una demostración en directo. Lo primero: amarrar una manga en el catamarán para proceder al arrastre.

¿Quién vive en el fondo del lago?

Mientras se completa el proceso, María José y Tomás nos van explicando la formación del lago y las características del mismo al tiempo que vamos surcando su superficie y disfrutando del paisaje. O de las historias de personajes relevantes que han pasado sus días en el balneario ahora abandonado junto a la orilla. Como Unamuno, que encontró en el lago de Sanabria la inspiración para escribir su obra San Manuel Bueno, mártir.

Muy pocas veces se puede encontrar el barco así de vacío.

Y por fin llega el momento más esperado: ya podemos ver bajo la lente del potente microscopio las muestras que se han extraído de las aguas del lago. Dos gotas son suficientes para conocer muy de cerca a las misteriosas criaturas que habitan en él. María y Tomás nos explican todo sobre estas fascinantes "criaturitas" mientras las observamos moverse en la pantalla del microscopio.

Tomás es oceanógrafo, buceador profesional y capitán del catamarán.

Los niños son los que más disfrutan de esta experiencia. "Son los que están más pendientes de todo lo que dices, de todo lo que sucede. De hecho, tenemos muchas visitas de los colegios de la zona y de muchos alumnos que luego repiten con sus padres, porque han salido realmente encantados y quieren volver", dice María.

Conociendo las pequeñas "criaturitas" que viven en el fondo del lago.

Pero aún hay más. Con la ayuda de una cámara y una conexión de sonido, todos los que viajamos a bordo del Elio Sanabria vamos por fin a poder ver qué esconde el fondo del lago. Junto a una isla artificial mandada construir por el Conde de Benavente, el catamarán hace una parada y, tras ponerse su traje profesional de buzo, María José se lanza al agua dispuesta a enseñarnos todo lo que encuentra. Principalmente son restos de un castillo que se tuvo que derruir en la isla, y de la tragedia de Ribadelago, cuando la rotura de la presa de Vega de Tera, en el año 1959, inundó y arrasó el pueblo causando la muerte de 144 personas.

Más allá de lago

"Desde el barco vamos a seguir al buzo en todo momento en directo y nos irá explicando toda la inmersión y lo que se va encontrando", nos cuenta Tomás, mientras conecta el equipo para que no nos perdamos nada de lo que hace la bióloga marina en el fondo. A través de la pantalla podemos ver todo lo que está observando ella: los restos del castillo, algunos utensilios que llegaron al fondo del lago por la inundación de Ribadelago y la flora.

Desde el barco se puede observar a tiempo real lo que ve María José en el agua.

Descubrir las profundidades del lago a través de los ojos de María es tan fascinante que casi estamos deseando ser testigos de cualquier fenómeno paranormal. Y alguna sorpresa puede depararnos esta incursión tan refrescante como la sidra con la que la tripulación del Elio Sanabresa nos obsequia, una vez que volvemos al muelle y damos por finalizada esta estupenda aventura.

Todos prestarán una atención inaudita.

El Parque Natural del Lago de Sanabria es uno de los espacios más bellos del país y bien merece que, tras esta aventura acuática, le concedamos parte de la jornada. Enfocado a los más deportistas y amantes de la naturaleza, el parque ofrece opciones de senderismo para todos los gustos y niveles. Incluso para ir con niños muy pequeños. "Desde rutas muy complejas hasta los caminos tradicionales que van de pueblo a pueblo, por dentro del bosque. Y puedes juntar varios pueblecitos y hacer una ruta", nos aconsejan Tomás y María.

Si lo que realmente nos apetece es hacer turismo cultural y admirar muestras de la arquitectura sanabresa, los profesionales de Europarques nos remiten a Ribadelago y a San Martín de Castañeda, una localidad conocida por su famoso monasterio cisterciense. Y para los amantes del buen comer, siempre nos queda la buena gastronomía: la ternera de la zona, la trucha del río Tera o el pulpo a la sanabresa. El broche final para un día inolvidable.

El Elio espera, ¿te animas?

Conviene saber:

Duración del recorrido: 1 hora y 30 minutos aproximadamente.

Horarios y fechas: De martes a viernes, salida diaria a las 12:00 h. Sábados, domingos, Semana Santa, festivos nacionales y todo el mes de agosto: dos salidas fijas a las 12:00 h. y a las 17:00 h. Lunes cerrado.

Precio: 16 euros por persona y 8 euros los niños menores de 10 años. Los menores de 3 años que no ocupen lugar, gratuitos.

NOTA: Del 15 de diciembre al 1 de febrero se cierra la venta directa en taquillas, pero para los más interesados en hacer el recorrido por el lago durante estas fechas existe la posibilidad de concertar una cita desde las oficinas centrales de Europarques. El resto del año están abiertos para todo el público y los calendarios de aperturas se pueden consultar en su web.

Más en Zamora