Compras

Las mejores calles para ir de rebajas

Ver escaparates, mirar, tocar, comparar y, de paso, aprovechar para disfrutar de la zona centro de las ciudades, que siempre guarda un encanto especial. Ir de compras es un fin en sí mismo, da igual si al final volvemos a casa con las manos vacías. Aprovecha las rebajas de enero dando una vuelta por estas calles, están entre las mejores de España para practicar el shopping.

Preciados, Madrid

Es imposible dar un paso por esta calle sin toparse con el escaparate de una gran cadena de ropa, una zapatería o un pequeño comercio histórico, de los que quedan ya muy pocos. Preciados es la arteria comercial por excelencia de Madrid y parte desde el mismo corazón de la ciudad, la Puerta del Sol. Apostar por esta calle en rebajas requiere de grandes dosis de paciencia ya que se convierte en uno de los lugares más concurridos de la capital. Muy cerca de aquí, además, encontramos una de las vías calles que más peso está ganando en los últimos años, Fuencarral, donde las grandes firmas se han hecho un hueco junto a las tiendas más alternativas. 

Calle Preciados, Madrid. Foto: Rafa Albarrán. Cedida por: Ayuntamiento de Madrid.
Calle Preciados, Madrid. Foto: Rafa Albarrán. Cedida por: Ayuntamiento de Madrid.

 

Avenida Portal de l'Àngel, Barcelona

Paralela a las famosas Ramblas de Barcelona, Portal de l'Àngel reúne en apenas 500 metros a las principales marcas de moda, especialmente las dedicadas a la ropa, ya que cerca del 70% de los comercios de esta zona son del sector textil. Se trata de una calle peatonal y recorrerla nos permite no solo hacer unas compras sino conocer dos de los puntos clave de la Ciudad Condal, ya que empieza a unos metros de la Catedral y termina en concurrida plaza de Catalunya.

Como curiosidad, esta avenida ha liderado en los últimos años el ranking de calles con el precio de alquiler comercial más caro. A solo unos metros de aquí tenemos otro de los grandes ejes comerciales barceloneses, el Paseo de Gracia, donde además de la huella arquitectónica del Modernismo, encontramos las marcas nacionales e internacionales más exclusivas, con precios que a veces invitan más a mirar que a comprar. 

Portal de l'Àngel. Foto: Ajuntament de Barcelona.
Portal de l'Àngel. Foto: Ajuntament de Barcelona.

 

Calle Marqués de Larios, Málaga

Más conocida por los lugareños como la calle Larios, esta vía es el lugar preferido por los malagueños para hacer sus compras así que, si hacemos caso al dicho ‘donde fueres, haz lo que vieres’, no podemos perder la oportunidad de dar una vuelta por ella en nuestra próxima visita a la ciudad. Además de su carácter comercial, la vía centraliza gran parte de la vida social de Málaga y es protagonista en dos momentos clave del año. El primero de ellos es la Semana Santa, ya que las procesiones incluyen esta calle en su recorrido; el segundo momento es la Feria de Málaga, cuando Marqués de Larios se viste con sus mejores galas y se suma a los festejos con propuestas como la degustación de vinos y tapas de la zona.

Calle Larios. Foto: Área de Turismo del Ayuntamiento de Málaga.
Calle Larios. Foto: Área de Turismo del Ayuntamiento de Málaga.

 

Calle Colón, Valencia

Está considerada como la espina dorsal del eje comercial de Valencia ya que, además de las tiendas que encontramos en ella, hay muchas otras calles también comerciales que parten desde Colón. Aunque todavía existen aquí algunas joyerías y firmas históricas, en los últimos años las tiendas de esta vía, de casi 800 metros de largo, se han especializado en el textil dirigido al público joven. La calle está situada en pleno centro de la ciudad por lo que es una zona muy transitada por turistas y cuenta con libertad de horarios así que, si visitamos Valencia en domingo, también podremos hacer unas compras. Y si lo que buscamos son marcas más exclusivas, podemos acercarnos a las calles de Marqués de Dos Aguas y Poeta Querol.

Calle Colón, Valencia. Foto: Xavi Calvo.
Calle Colón, Valencia. Foto: Xavi Calvo.

 

Calle Real, A Coruña 

Aunque en A Coruña existen distintas zonas de compras muy diferentes en función de lo que estemos buscando, la más histórica es la del Obelisco. Aquí encontramos, entre otras, la calle Real, una de las más concurridas de la ciudad. Se trata de una vía estrecha y peatonal donde a cada lado encontramos hileras de edificios de arquitectura tradicional gallega, con grandes cristaleras y no más de cuatro pisos de altura. Las tiendas de moda en textiles y complementos se mezclan aquí con los comercios más tradicionales, como joyerías por las que han pasado ya varias generaciones.

Calle Real, A Coruña. Foto: Flickr, Elentir.
Calle Real, A Coruña. Foto: Flickr, Elentir.

 

Calle Gran Vía Don Diego López de Haro, Bilbao

Es uno de los paseos más agradables que podemos recorrer en Bilbao, no solo por su gran oferta comercial sino también porque en ella podemos ver edificios con un gran valor histórico. Aunque la calle se extiende entre la plaza Circular y la plaza del Sagrado Corazón, la zona más comercial finaliza en la plaza Federico Moyúa.

Aquí precisamente encontramos uno de los inmuebles más destacados de la vía, el palacio Chávarri, cuya fachada neoflamenca llama la atención de todos los transeúntes. Es importante señalar que la Gran Vía es una calle semi peatonal, por donde solo circulan autobuses urbanos o taxis, lo que facilita el día de compras. En la oferta de la zona no faltan primeras marcas de ropa nacionales e internacionales así como tiendas dedicadas a los complementos, la tecnología o el ocio.

Fachada Palacio Chavarri.
Fachada Palacio Chavarri.

 

Calle Mesones, Granada

Lo más frecuente en la zona centro de Granada, es encontrar tiendas dedicadas a la artesanía o a los regalos tradicionales que los turistas se llevan como recuerdo. Sin embargo, además de este comercio puramente turístico, existen también calles frecuentadas por los granadinos para hacer sus compras habituales. Una de ellas es la calle Mesones, donde se han establecido las marcas de ropa más populares, además de una gran oferta de restauración donde no faltan, por supuesto, las tapas. Se trata de una de las calles más céntricas de Granada así que también se han instalado aquí varios hoteles. Si queremos encontrar alguna firma más exclusiva, podemos darnos un paseo por la calle Alhóndiga.

Calle Mesones, Granada. Foto: CC Flickr José Castillo.
Calle Mesones, Granada. Foto: CC Flickr José Castillo.

 

Avenida Carlos III, Pamplona

Una avenida de casi un kilómetro de largo, peatonal en gran parte, es el destino preferido de los pamplonicas para ir de compras. La avenida Carlos III es una de las principales arterias comerciales de la ciudad y no es de extrañar, porque es infinitamente agradable pasear por esta calle repleta de tiendas pero tan amplia que ni en rebajas uno siente el agobio de las aglomeraciones.

Además de todo tipo de comercios y propuestas de servicios y restauración, en esta avenida encontramos también elementos arquitectónicos muy interesantes, como el palacio de Navarra, de estilo neoclásico, convertido en la sede del gobierno navarro. También merece la pena hacer una parada frente al teatro Gayarre, el más importante de la ciudad, construido a principios del siglo XIX.

Avenida Carlos III. Foto: CC Flickr JJmenendez.
Avenida Carlos III. Foto: CC Flickr JJmenendez.

 

Calle Sierpes, Sevilla

Cuando uno visita Sevilla debe recorrer Triana, subir a la Giralda, pasear junto al Guadalquivir, comer pescaíto frito… y darse una vuelta por la calle Sierpes. No solo porque los toldos que instalan aquí en verano nos regalan una agradable sombra sino porque en esta calle además de tiendas hay mucha vida. Los bares y los comercios de ropa, joyas, dulces, antigüedades... se mezclan con edificios históricos (algunas tiendas son centenarias) en uno de los epicentros de la vida social de Sevilla. Es uno de esos lugares de la ciudad que parece no dormir nunca.

Paralela a Sierpes, una calle muy interesante para visitar en rebajas, la calle Cuna. Si en 2016 te espera alguna boda (incluso la tuya) aquí tienes muchas posibilidades de encontrar todo lo que necesitas para la fiesta: trajes, vestidos, tocados, sombreros, bolsos... Y por supuesto, como no podía ser de otra forma en tierras andaluzas, también telas para trajes de flamenca.  

Calle Sierpes, Sevilla. Foto: CC Flickr JL Palacios.
Calle Sierpes, Sevilla. Foto: CC Flickr JL Palacios.

 

Calle San Antón, Logroño

Aunque no es peatonal, las aceras de la calle San Antón son bastante anchas así que se puede pasear sin problemas y disfrutar del sinfín de escaparates que encontramos en apenas 300 metros de distancia. La zona ha visto multiplicado el número de comercios en los últimos años gracias a que aquí se han instalado grandes marcas nacionales de ropa que han servido de polo de atracción para otros negocios locales.

La calle García Morato, perpendicular a San Antón, cuenta también con una gran oferta comercial, lo que convierte a esta zona en una de las más concurridas de la ciudad, especialemente por gente joven. Muy cerca de aquí (a escasos cinco minutos caminando) tenemos el sitio perfecto para reponernos de las compras, las calles Laurel y San Juan, donde han hecho de los pinchos puro arte.