Consejos y beneficios de tomar el sol en el balcón

Haz acopio de vitamina D: toma el sol aunque esté nublado

Cuanta menos ropa, mejor. Foto: Shutterstock.
Cuanta menos ropa, mejor. Foto: Shutterstock.

Como si fueses un caracol. Sin protección y por prescripción facultativa: es obligatorio tomar el sol cada día. Mínimo 20 minutos. Hay que tratar de revertir el déficit de vitamina D –esencial para las defensas y para proteger el sistema inmunitario– durante la cuarentena. Además, la luz del sol estimula la producción de serotonina y mejora el humor, algo muy necesario también en esta situación. Deja que te inunde.

La principal fuente de vitamina D es el sol. La vitamina D se puede ingerir a través de alimentos que la contengan o de suplementos específicos, pero se sintetiza de forma endógena cuando la luz ultravioleta desencadena un proceso fisicoquímico al incidir en la piel, convirtiendo el  7-dehidrocolesterol en colecalciferol. Nada hay tan eficaz como el sol y en este país tenemos la suerte de poder sentirlo con más frecuencia que en la mayoría de los países europeos. No hay excusa para aprovecharlo ahora que tanta falta nos hace. Aprovecha cualquier rendija y exponte a él.

# 1. Asómate o deja que entre el sol aunque esté nublado

1. Asómate o deja que entre el sol aunque esté nublado

Abre las ventanas de par en par y date un buen baño rayos UV. La doctora Paloma Castaño, médico especialista en nutrición clínica, asegura que "aunque esté nublado la radiación atraviesa las nubes. Así que deja entrar la luz natural en casa. Salvo que tengas alergia al sol, a estas alturas del año la intensidad de la luz ultravioleta no es tan alta como en verano, por lo que no hay problema en tomar 20 minutos el sol sin protección, para que la síntesis de vitamina D sea más eficaz". Castaño recomienda mantener una rutina de ejercicio ante la ventana mientras dejas que entre el sol.

Sube bien las persianas, aunque esté nublado. Foto: Shutterstock.
Sube bien las persianas, aunque esté nublado. Foto: Shutterstock.
# 2. Poca ropa y huesos duros

2. Poca ropa y huesos duros

Dependerá de las temperaturas y la intensidad en cada zona, pero lo ideal es permitir que el sol incida en la piel sin cortapisas. No te preocupes por los vecinos. Seguro que será un ejemplo alentador ver que te pones el bañador sin prejuicios y te sientas en el balcón dejándote inundar por los rayos solares. Piensa que tus huesos necesitan el sol para frenar la pérdida ósea. "Entre que la gente se mueve menos y no sale al exterior, la perdida ósea es rapidísima. Para la permanencia de la vitamina D en los huesos hay que tomar el sol. A pesar de que España es un país muy soleado, multitud de estudios señalan un sorprendente déficit de vitamina D", comenta la doctora Castaño. Será que estamos tan habituados a este astro que le damos la espalda.

Nuestro cuerpo y nuestra mente necesitan sol. Foto: Shutterstock.
Nuestro cuerpo y nuestra mente necesitan sol. Foto: Shutterstock.
# 3. Dale combustible a las defensas

3. Dale combustible a las defensas

Hay que mantener el sistema inmunitario en perfecto estado. La vitamina D tiene efectos antimicrobianos esenciales en el control de las infecciones y también es importante en la producción de células encargadas de modular la respuesta inmunitaria. Una razón de peso para que te quites de encima la pereza de tomar un rato el sol. Aprovecha para cerrar los ojos e imaginarte en una de las muchas islas paradisiacas que tiene este país. O en ese paraje al que estás deseando volver, en el que el sol se filtra entre las ramas de los árboles mientras y cae sobre ti como una lluvia cálida.

Cierra los ojos y, mientras el sol te da en la cara, piensa en un destino exótico. Foto: Shutterstock.
Cierra los ojos y, mientras el sol te da en la cara, piensa en un destino exótico. Foto: Shutterstock.
# 4. Aumenta la serotonina, la hormona de la felicidad

4. Aumenta la serotonina, la hormona de la felicidad

Ahora que necesitamos conservar el ánimo arriba para afrontar todas esas cosas en las que no queremos pensar, el sol es súper necesario. La serotonina es un antidepresivo natural que una y otra vez destaca en los estudios científicos como sustancial para tener el ánimo bien arriba y sentirse dichoso. El último publicado en The Lancet y desarrollado en Australia, relaciona la serotonina con la climatología. Así, en verano la potente luz solar provoca una mayor producción de este neurotransmisor que junto con la dopamina genera una sensación de bienestar. Comprueba el subidón que procura sentir los rayos sobre la piel, tiene el poder de trasladarte a momentos felices o simplemente experimentar un satisfactorio relax.

Si tienes una buena terraza, saca las tumbonas y relájate. Foto: Shutterstock.
Si tienes una buena terraza, saca las tumbonas y relájate. Foto: Shutterstock.
# 5. Reduce la hipertensión

5. Reduce la hipertensión

"El efecto de la radiación solar sobre la tensión arterial elevada es positivo, pues los rayos UVA tienen un efecto vasodilatador que reduce la presión sanguínea", explica la doctora Castaño. Como todo, hay que ser cauto en condiciones normales para no pegarse un atracón que pueda ser perjudicial en otros aspectos, pero como nos encontramos en un momento extraordinario en el que el confinamiento nos tiene alejados del sol, hay que aprovechar todo lo que sea posible.

Tomar el sol no solo es bueno para tu salud, también te hace sentir mejor. Foto: Shutterstock.
Tomar el sol no solo es bueno para tu salud, también te hace sentir mejor. Foto: Shutterstock.
# 6. Bonus track

6. Bonus track

El sol es perfecto para animar al sexo. Aumenta los niveles de testosterona y fomenta las fantasías sexuales. Así que dale a la vitamina D que produce el Sol.