Patxaran navarro

Historia monumental

Cuenta la leyenda que estando enferma la reina Blanca de Navarra (1385-1441) tomó patxaran en el monasterio de Santa María de Nieva y sus dolencias acabaron. Seiscientos años después, este néctar anisado de color carmesí se ha convertido en el colofón indispensable de la típica comida navarra. Descubrimos el paisaje, cultura, patrimonio e historia ligados a la producción de este apreciado licor.

La ruta

Iniciamos el recorrido en Estella-Lizarra, capital del río Ega. A ella podemos acceder por la carretera que va desde Iruña a Logroño, paralela al Camino de Santiago, bordeando el Parque Eólico del Perdón y rozando la localidad de Puente la Reina. En el corazón de Estella-Lizarra, nada más atravesar el puente del Azucarero, de origen medieval, sobre el río Ega, está la plaza de San Martín con lafuente de los Chorros, del siglo XVI.

Allí arranca la calle de la Rúa. Estrecha y con encanto, está sembrada de magníficos edificios del siglo XVI y de arcos góticos. Antes de adentrarnos por ella tenemos que detenernos en otro enclave, el formado por la plaza de San Martín y el palacio de los Reyes de Navarra, una joya arquitectónica del románico tardío, convertido en Museo Gustavo de Maeztu.

También en esta plaza se encuentra el palacio de Justicia, que fue Ayuntamiento entre los siglos XIV y XIX, y la iglesia fortaleza de San Pedro de la Rúa, del siglo XII, con su maravilloso claustro al aire libre, que forman un conjunto de gran belleza. Fue construida en estilo románico tardío y destaca su impresionante escalinata de acceso. Su fachada es de mediados del siglo XIII y el claustro, de principios del siglo XII, aunque fue parcialmente demolido en el XVI. 

Otro de los tesoros de Estella-Lizarra es el barrio de la judería, por donde merece la pena dar un paseo. Muy cerca está la iglesia del Santo Sepulcro del siglo XII, con su magnífica portada del siglo XIV y, de camino al centro de la ciudad, descubrimos el empinado puente de la Cárcel, también de origen medieval. Desde aquí podemos ver la iglesia de Santa María Jus del Castillo, que fue sinagoga hasta que en el siglo XII se convirtió en iglesia románica. Es recomendable que nos acerquemos también hasta la iglesia de San Miguel para contemplar su bello pórtico del siglo XII.

En las estribaciones de la sierra de Urbasa se elabora el patxaran más artesanal de Navarra

Muy cerca de Estella-Lizarra, en las estribaciones de la sierra de Urbasa y a tres kilómetros de Abárzuza, donde se elabora el patxaran más artesanal de Navarra, descubrimos el monasterio de Iranzu, edificado en el siglo XII por los monjes cistercienses. Fue abandonado y posteriormente restaurado por la Fundación Príncipe de Viana del Gobierno de Navarra para convertirlo en hogar de religiosos teatinos. El conjunto de construcciones medievales es bellísimo. La hospedería nos acogerá como si estuviéramos en casa y podremos degustar el patxaran autóctono.

La próxima parada de nuestra ruta es Dicastillo. Es un pueblo empinado y con una calle mayor de abundantes casas blasonadas. Lo más espectacular es el palacio de la Vega, propiedad de la condesa de Vega del Pozo, que fue construido a finales del siglo XIX en el más puro estilo neogótico. Destacan sus impresionantes dimensiones y su privilegiada situación en la cima de una ladera.

Desde Dicastillo nos conviene regresar de nuevo a Estella-Lizarra, para tomar otra vez la carretera  que conduce a Viana. Esta villa, como toda la ruta, está unida estrechamente al Camino de Santiago. El arte, la historia y la monumentalidad de sus edificios la convierten en un lugar de especial interés. Amurallada y con una calle mayor de casas de piedra y con blasones, conmemoró en 2007 el quinto centenario de César Borgia, que cayó herido de muerte mientras cabalgaba por sus tierras, cuando intentaba recuperar el castillo de Viana para el rey de Navarra. Finalizamos nuestro periplo por tierras navarras en la iglesia de Santa María de Viana, donde podremos escuchar cantos gregorianos.

Rama de un endrino, cargada de frutos.
Rama de un endrino, cargada de frutos.

El sabor

El patxaran de Navarra es un licor obtenido por la maceración de endrinas, fruto de color negro azulado del endrino (Prunus spinosa, L), en aguardiente anisado. Para llegar a su punto óptimo de consumo, el patxaran tiene que ser rojo o rosado intenso, sin posos y de transparencia clara, muestra de que ha sido filtrado correctamente. El término procede del euskera basaran que significa endrina. Y ya en la Edad Media era bien conocido y bebido en Navarra. El endrino silvestre se encuentra por toda Europa y, a partir de 1997, se inició su cultivo domesticado en Navarra. La recolección de las endrinas se realiza en otoño.

Esta bebida posee un elevado contenido energético: aproximadamente 292 kcal. por 100 ml. que provienen de su contenido alcohólico (entre el 25 y el 30%) y de azúcares. Su consumo debe ser moderado. Todo acerca del Patxaran Navarro puede leerse aquí.

Monumento

Monasterio de Santa María de Irantzu

Monasterio de Irantzu, 31178 Abárzuza, Navarra (Abárzuza/Abartzuza)
Localidad

Estella-Lizarra

Localidad

Dicastillo